UNCTAD

La diplomacia y los negocios: articulando la cooperación público – privada

La Cámara de Comercio Inter – Regional CARICOM – MERCOSUR (CCICAME), que impulsa espacios de diálogo subregionales y cooperación Sur - Sur, para la promoción del comercio internacional y la radicación de inversiones extranjeras en Latinoamérica y el Caribe, anunció desde su Secretaria Ejecutiva con sede en Montevideo en la persona de su CEO y Consejero Internacional – Prof. Lic. Nelson Simatovich, la satisfacción por haber presentado su candidatura formal a la Secretaría General de la UNCTAD, para ingresar como Miembro Observador ante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), con sede en Ginebra, Suiza.

Prof. Lic. Nelson Simatovich.
Prof. Lic. Nelson Simatovich.

El Consejero Internacional  Nelson Simatovich, recordó que la UNCTAD es una agencia especializada de la ONU para la promoción del comercio y el desarrollo, principal órgano asesor de la Asamblea General y que apoya  a los países en vías de desarrollo para que accedan a los beneficios de una economía globalizada de manera más justa y eficaz. Y procura ayudarlos a prepararse para hacer frente a los posibles inconvenientes de una mayor integración económica. Para ello, proporciona análisis, facilita la creación de consensos y ofrece asistencia técnica. Esto contribuye a los países menos desarrollados a utilizar el comercio, la inversión, las finanzas y la tecnología como vehículos para alcanzar un desarrollo inclusivo y sostenible.

El representante diplomático Simatovich, quien además es un reconocido experto en Asuntos Globales (Gobierno Corporativo, Administración Concertada y Transparencia Institucional),  explicó que la globalización propició una expansión fenomenal del comercio, ha ayudado a sacar a millones de personas de la pobreza. Pero no se han beneficiado suficientes personas en el mundo entero y estamos en franco retroceso desde la última década. Y quedan tremendos desafíos por delante, ya que la brecha entre ricos y pobres cada vez crece más en el mundo, asimismo el nivel de la concentración de la riqueza en manos de unos pocos se ha incrementado de forma exponencial, como contracara de que empeoran dramáticamente los niveles de distribución de la riqueza de forma cada vez más inequitativa entre los habitantes del planeta, lo cual la actual pandemia de coronavirus ha contribuido en parte a relegar de la agenda internacional de los grandes medios de comunicación y las agencias de cooperación.

El diplomático señaló que esto ha logrado disimular el malestar ciudadano, en muchos países por las medidas de confinamiento y toques de queda que han restringido la circulación e impedido protestas, manifestaciones y aglomeraciones en muchos países que afrontaban una gran inestabilidad institucional previa a la llegada del virus.

Década perdida

“Podríamos concluir que la pandemia sirvió de oxígeno para muchos gobiernos y elites que estaban en la cuerda floja y no tenemos que mirar mucho más lejos de la región para detectarlo. Estamos ante otra década perdida indudablemente, lo cual nos vuelve a poner en el mismo punto de partida que estábamos a principios de los años 90”, lamentó.

En este sentido, Simatovich recuerda que la UNCTAD trabaja a nivel nacional, regional e internacional y sus esfuerzos procuran ayudar a los países a “comprender opciones para abordar los desafíos de desarrollo a nivel macro”.

También busca “lograr una integración beneficiosa en el sistema de comercio internacional, diversificar las economías para hacerlas menos dependientes de las materias primas, y limitar su exposición a la volatilidad financiera y la deuda”.

Añadió que la UNCTAD procura también “atraer inversiones y hacerlas más favorables al desarrollo, incrementar el acceso a las tecnologías digitales, promover el emprendimiento y la innovación, ayudar a las empresas locales a ascender en las cadenas de valor, acelerar el flujo de mercancías a través de las fronteras, proteger a los consumidores del abuso, frenar las regulaciones que sofocan la competencia y adaptarse al cambio climático y utilizar los recursos naturales de manera más eficaz”.

El representante indica que la UNCTAD junto con otros departamentos y agencias de la ONU, miden el progreso según los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 2030), como se establece en la Agenda 2030. “También apoyan la implementación del Financiamiento para el Desarrollo, según lo ordenado por la comunidad global en la Agenda de Addis Abeba (Etiopia) 2015, junto con otros cuatro actores institucionales importantes: el WBG, el FMI, la OMC y el PNUD”.

Simatovich señaló que “si bien la UNCTAD trabaja principalmente con los gobiernos de los 195 países que la integran, para abordar de manera efectiva la magnitud y complejidad de cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), impulsa alianzas y una cooperación más estrecha con el sector privado y la sociedad civil, lo cual es esencial en la actualidad, ya que sin acuerdos de todos los actores sociales es imposible poder salir de esta crisis mundial que aún no mostró sus peores consecuencias”.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje