Caputto

Empresa estadounidense compró Citrícola Salteña. Fue el único oferente en subasta realizada por el BROU

Entre los activos destacan 3.000 hectáreas con plantaciones de cítricos diversos y plantas de procesamiento. El mismo conglomerado empresarial adquirió una agrícola peruana que procesa uvas de mesa, cítricos, paltas y arándanos.

Foto cortesía de Caputto
Foto cortesía de Caputto

Este 15 de marzo se confirmó la compra de la empresa Citrícola Salteña en una subasta judicial realizada por el Banco República, y se constituyó la sociedad Frutura Uruguay que consolidará y administrará los activos adquiridos.

“Entre los activos adquiridos se destacan 3,000 hectáreas con plantaciones citrícolas (naranjas, limones y mandarinas principalmente), 1 planta de empaque de fruta para exportación y una planta de procesamiento de fruta cítrica para la producción de jugos de alta calidad ubicada en la ciudad de Salto”, dice un comunicado de prensa llegado a LARED21.

Frutura Uruguay ahora velará por la exportación a sus distintos clientes en Europa, Norteamérica y Sudamérica, así como en Medio Oriente y el Sudeste Asiático.

“Esta compra representa un nuevo hito de creciente importancia en Latinoamérica para Frutura Inc. que el año pasado también adquirió la peruana Agrícola Don Ricardo (que procesa uvas de mesa, cítricos, paltas y arándanos) anticipando con este nuevo paso importantes sinergias en la región, gracias a su creciente red global de clientes y socios estratégicos”, agrega el comunicado.

Quiebra y nueva etapa

La empresa Citrícola Salteña había solicitado la quiebra en el año 2019, y desde entonces la Liga de Defensa Comercial se había desempeñado como síndico de oficio.

El 30 diciembre de 2021, más de 150 ex trabajadores de la compañía reclamaron en la Junta Departamental de Salto por haberes impagos. Entre otras cosas, exigían el pago correspondiente de aguinaldos, licencias y liquidaciones de 2021 que para entonces no habían sido abonados.

Unos diez días antes, el presidente del BROU, Salvador Ferrer, había adelantado que sería el 15 de marzo de 2022 la venta, tal como sucedió. Los activos fueron valorados por entonces US$72 millones. El banco ofreció en su momento un crédito al comprador por hasta el 50% del valor de la compra.

En la subasta realizada por el BROU, Frutura fue el único oferente de la subasta. Dado que la quiebra estuvo aparada a la ley de concursos, el eventual comprador no tendría responsabilidad sobre los pasivos laborales, bancarios o de cualquier tipo de la empresa al momento de la venta.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje