EMBARAZADAS

Gobierno, Intendencia de Montevideo y legisladoras del FA plantean subsidios para embarazadas

El Gobierno analiza destinar un subsidio para las embarazadas que se certifiquen, la Intendencia de Montevideo otorgará transferencias de 2.800 pesos para embarazadas y niños con malnutrición, y las legisladoras del Frente Amplio presentaron un proyecto de Ley con medidas de urgente implementación, por ejemplo: licencia especial, teletrabajo y asistencia económica.

embarazo-alimentacion

Una de las poblaciones vulnerables a causa de la pandemia, son las embarazadas. En el último mes se ha constatado en Uruguay el fallecimiento por COVID-19, de siete mujeres que se encontraban cursando distintas etapas de sus embarazos.

Gobierno: Vacunación y subsidio

En ese sentido, desde el Gobierno el prosecretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, dijo que se está priorizando “la vacunación de las embarazadas”. Aseguró que el Ejecutivo lleva adelante una campaña especial de vacunación para embarazadas que aún no se agendaron.

Dijo también que “se analiza la posibilidad de brindar un subsidio especial a embarazadas de riesgo para que puedan certificarse y no concurrir a trabajar para evitar posibles contagios de COVID-19”.

Añadió que es una propuesta similar al subsidio por enfermedad a mayores de 65 años.

Intendencia: Transferencias para embarazadas y niños con malnutrición

Por su parte, la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, anunció la puesta en marcha un programa para mejorar la situación alimentaria de mujeres embarazadas, niñas y niños menores de 3 años con malnutrición.

La duración del Programa será de 18 meses, y se definirá su continuidad en función de la evaluación de los resultados y de la situación de la población objetivo.

Actualmente, la red de policlínicas identificó 70 beneficiarias y beneficiarios potenciales del Programa y se estima que el número aumente al retomar la presencialidad de los controles médicos a niñas, niños y embarazadas, que se han visto resentidos por la pandemia.

El Programa consta de cuatro componentes: Un apoyo económico mediante transferencia monetaria de hasta 2.800 pesos por mes para la compra de alimentos, en convenio con CAMBADU. Educación nutricional a cargo de un equipo que hará seguimiento en territorio a los beneficiarios. El seguimiento social, para ello se trabajará con el objetivo de fortalecer las redes de apoyo y contención de las familias a nivel educativo (vinculación con CAIF de la zona y centros educativos), así como el acceso a derechos sociales. Monitoreo y seguimiento de las familias con un equipo de salud y asistente social.

Diputadas del FA: Plan Integral de Atención y Protección a las embarazadas

Por su parte, las diputadas del Frente Amplio Cristina Lustemberg, Lucía Etcheverry y Margarita Libschitz presentaron un proyecto de Ley por el cual se crea un Plan Integral de Atención y Protección a las embarazadas en el contexto de pandemia.

La iniciativa busca atender situación de emergencia que viven las embarazadas. Se trata de medidas “concretas y de urgente implementación”, por ejemplo: licencia especial, teletrabajo, y asistencia económica.

El plan incluye: Prevención primaria: Evitar la infección. Burbuja familiar: facilitarlas condiciones para el distanciamiento social de la mujer embarazada. Universalizar el teletrabajo y si esto no es posible cambiar el régimen de licencias por embarazo en las mujeres que lo soliciten habilitando las mismas a través del BPS. Mujeres en condición de vulnerabilidad, que no trabajan, usuarias o no de los planes de apoyo social: plan emergencia de soporte y ayuda social inmediata por programas como Uruguay Crece Contigo o TUS del MIDES.

Vacunación masiva mediante un Plan de Vacunación de Emergencia, con la modalidad doble de facilitar que todas las embarazadas accedan con facilidad a la vacuna, desarrollando complementariamente planes específicos de vacunación en embarazadas y puérperas con base a los registros de las instituciones asistenciales. También a puérperas internadas que así lo deseen antes del alta hospitalaria y vacunación a todas las embarazadas en los centros de salud e instituciones.

Alertar a la opinión pública de manera explícita del riesgo mayor en el embarazo mediante campañas de comunicaciones masivas en el marco de la Ley de emergencia sanitaria.

Prevención secundaria: evitar las complicaciones una vez que sobreviene la infección. Instar a que la normativa sanitaria contemple el control estricto de embarazadas con COVID 19 ambulatoria: con equipos capacitados para tal fin y con recursos materiales accesibles, como saturómetro en domicilio y consulta domiciliaria (eventual RXTX o ECO pulmonar ambulatoria). Acceso real a los tratamientos indicados, ejemplo disponibilidad de tromboprofilaxis en PNA. Establecer nexos fluidos entre equipos de seguimiento médico y obstétrico. Asegurar vías de comunicación efectivas de la embarazada en domicilio con el prestador, tanto para apoyo remoto como para respuesta de urgencia.

Prevención terciaria: actuar frente a pacientes con enfermedad sintomática.

Generar una red de cuidados intensivos maternos en todo el Sistema de Salud con el objetivo de homogeneizar el manejo de estas situaciones por intermedio de un grupo convocado desde la rectoría del MSP.

Realizar un monitoreo de la situación a nivel nacional, con la creación de una comisión ministerial de vigilancia específica del COVID en el proceso reproductivo, con énfasis en el análisis de la ruta asistencial de todos los casos catalogados como severos y de las muertes.

Exigen medidas urgentes para disminuir riesgos en proceso reproductivo a causa del COVID-19

Docentes de Ginecotocológica de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República…

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje