consejo experto

Lacalle recibió al expresidente de ASSE, Marcos Carámbula, en Torre Ejecutiva

La reunión, fijo el ex jerarca, fue ”muy fructífera, positiva y franca”.

Marcos Carámbula. Foto de archivo
Marcos Carámbula. Foto de archivo

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, recibió la tarde de este jueves al expresidente de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) Marcos Carámbula, quien dejó su cargo en marzo de 2020 en medio de ovaciones y aplausos de los funcionarios.

Tras la reunión con el mandatario, Carámbula dijo que este fue «muy fructífera, muy positiva, muy franca» y expresó: «Nos vamos con una expectativa cierta de que lo antes posible pueden estar las vacunas, que hoy en el mundo están siendo administradas».

Aseguró que se va «con la certeza de que está trabajando él mismo (Lacalle Pou) y su equipo en estas negociaciones, que tienen un aspecto confidencial que debemos respetar», agregó.

Es poco lo que puede adelantar, pero dijo que lo que conversó con el presidente «nos permite aguardar con expectativa los próximos días».

La carta

Referentes en medicina del Frente Amplio enviaron al gobierno una carta en la cual le planteaban algunas sugerencias para mejorar el abordaje en el manejo de la pandemia.

Los firmantes de aquel documento fueron: 

  • Ricardo Ehrlich, ex intendente, ex ministro de Educación y Cultura y ex decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República (Udelar)
  • Miguel Fernández Galeano, ex subsecretario del Ministerio de Salud Pública
  • Uruguay Russi, ex presidente de la Federación Médica del Interior (Femi);
  • Rodolfo Vázquez, profesor del Departamento de Medicina Preventiva y Social de la Facultad de Medicina de la Udelar y ex director de Epidemiología del primer gobierno del FA.

El documento en cuestión asegura que «existe un estado de honda preocupación en los trabajadores de la salud por las repercusiones en todos los niveles de atención» y sugirieron a la administración Lacalle Pou que «se asocie» con otros países latinoamericanos «para lograr lo antes posible acuerdos para adquirir algunas de las vacunas aprobadas internacionalmente que han demostrado en fase tres los niveles exigibles de seguridad y efectividad».

Los firmantes agregan que saben que hay «buena disposición» por parte de los gobiernos de Argentina y México, al igual que del conglomerado Oxford-AstraZeneca «para incluir a Uruguay en su plan» de distribución de vacunas contra el COVID-19. También sugirieron no descartar las vacunas que están siendo colocadas por medio del fondo Covax, de las Naciones Unidas.

Al ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, le indican que «un país chico como Uruguay, con un plan de vacunación de máxima de 2.800.000 y uno de mínima de 700.000 personas vacunadas (trabajadores de la salud, población de riesgo y adultos mayores), es muy difícil posicionarse en el mercado de un mundo tan ávido de vacunas».

A continuación el documento íntegro presentado a Lacalle Pou: 

Iniciativas y propuestas presentadas al Presidente de la República para responder a la gravedad de la situación actual de pandemia en el país

1. Alentar la conformación de un amplio espacio de encuentro con la mayor cantidad de actores a nivel institucional y personal representativos de la sociedad uruguaya a los efectos de promover un “Compromiso Ciudadano por la Vida”.

Se trata de contar con un instrumento de participación e involucramiento de la sociedad con participación activa de la Universidad de la República, instituciones y particulares pertenecientes al sistema científico nacional y con la participación de las organizaciones sociales representativas de la sociedad con especial énfasis en los trabajadores de la salud y asegurando la participación de organizaciones de jóvenes.

2. Fortalecer las condiciones de trabajo de todo el personal de salud, con particular énfasis en el primer nivel, la emergencia y los cuidados intensivos.

3. Implementar por algunas semanas y en forma urgente medidas que resuelvan o  mitiguen sustancialmente los puntos críticos de contagio, incluyendo la reducción efectiva de la actividad y movilidad, apuntando a aplanar la curva de casos y los impactos consiguientes en el incremento de pacientes que requieren cuidados críticos y del número de fallecidos. En todos los casos las personas y empresas afectadas por estas medidas recibirán del estado el apoyo económico transitorio para su cumplimiento y sostenibilidad.

4. Promover acuerdos regionales para adquirir las vacunas en el menor plazo posible, sin perjuicio de mantener los acuerdos alcanzados en el marco del convenio global COVAX de la OMS, optando entre todas las que actualmente están disponibles a nivel internacional y cuenten con los requisitos en términos de eficacia y seguridad requeridos por la autorización de emergencia.

5 Planificar y ejecutar en forma inmediata un plan de inmunización que contemple los destinatarios en sucesivas etapas (trabajadores de la salud, grupos de riesgo, recursos imprescindibles para la sociedad, etc.), en función de las dosis disponibles.

6. Planificar y ejecutar un plan post-vacunación que contemple las medidas a adoptar durante el 2021, relacionadas con la convivencia social que será necesario implementar en función de lo que se logre con la inmunización.

7. Fortalecer el abordaje de la pandemia a nivel local, complementando las directrices centrales a través de los Centros Coordinadores Departamentales y Municipales en coordinación con el SINAE.

8. Implementar un plan de comunicación dirigido a la comunidad nacional, que este orientado en base a pautas técnicas validadas científicamente, con una clara perspectiva de salud pública.

Marcos Carámbula,, Ricardo Ehrlich, Miguel Fernández Galeano,
Uruguay Russi, Rodolfo Vazquez

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje