China

Decretan confinamiento en Anxin, Hubei, después de que estallara un nuevo brote de COVID-19

Autoridades chinas determinaron el confinamiento obligatorio para los 400 mil habitantes del condado de Anxin, provincia de Hebei, que está al sur de Pekín, para evitar la propagación del COVID-19. 

chinacovidrebrote

La medida se tomó el sábado, luego de que se detectaron 18 casos del nuevo coronavirus. El 11 de junio hubo un rebrote originado en el tradicional mercado Xinfadi, en Pekín. 

Justamente, los 18 casos detectados este sábado están vinculados con el mercado. De hecho, cinco de ellos son asintomáticos, según dio a conocer el periódico Jiefang Daily, de Shanghái. 

Las autoridades consideraron que este rebrote se trata de una situación extremadamente grave, por lo que consideran necesaria la medida de confinamiento para evitar la expansión del virus. 

No es la primera vez que China recurre al confinamiento, ya lo decretó cuando tuvieron un importante número de contagios. En ese momento, durante el pico de la pandemia, las personas no podías salir de sus casas, excepto para ir a un centro de asistencia médica o en los casos de las personas que trabajaban en hospitales o vinculados a la prevención de contagios. 

En este nuevo confinamiento se prohíbe el acceso de vehículos de no residentes de cada ciudad y se autoriza a salir a una persona de cada familia, una vez al día y mediante permiso, para satisfacer las necesidades básicas del hogar. 

Además, cada persona deberá estar registrada y se le toma la temperatura al salir de su casa y cuando regresa. 

Por otra parte se pidió expresamente que no se realicen reuniones. Y se organizaron patrullas barriales para controlar que se cumplan las medidas del confinamiento. Los mismos vecinos se encargan de controlar y de denunciar si alguien no cumple. 

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje