RED DE COSTURERAS

Costureras solidarias realizan tapabocas para el Hospital Pasteur

Pocos días después de que fuera declarada la emergencia sanitaria por COVID-19 en Uruguay, Ana Inés Parada, una joven diseñadora textil egresada de la Escuela Universitaria Centro de Diseño de la Universidad de la República (UDELAR), se propuso realizar tapabocas para el hospital Pasteur y crear una red de costureras solidarias, que hoy integran más de 200 personas.

tapabocas11

Ana Inés Parada asegura que el tema de conversación familiar más frecuente desde que fueron detectados los primeros casos de coronavirus COVID-19 en el país ha sido la problemática de la falta de insumos médicos.

En tal sentido, el pasado 18 de marzo se propuso coser tapabocas desde su domicilio en Piriápolis y enviarlos al hospital Pasteur, donde trabaja su madre quien se contactó con la dirección del nosocomio y obtuvo una respuesta positiva y “cargada de agradecimiento”.

Al día siguiente, Ana Inés comenzó con la difusión de la idea entre sus contactos, para quienes quisieran sumarse a coser tapabocas.

Ese mismo día se sumaron: Natalia Hazan (37 años, diseñadora textil por UDE) e Inés Hernández (26 años, estudiante de la Licenciatura en Diseño de Comunicación Visual-FADU-UDELAR) quienes pusieron a disposición su taller en Montevideo; Anahí Giménez (31 años, estudiante avanzada de Diseño Industrial-EUCD-UDELAR) y Martina Querejeta (30 años, Magister en Economía por UDELAR).

tapa1

Una red en crecimiento

Ana Inés Parada detalla que la organización implica la “recepción del material, el fraccionamiento, el reparto, su retiro y entrega al hospital Pasteur”.

Dicho proceso incluye la coordinación con el centro de salud, para lo cual “es fundamental el trabajo voluntario de Carolina Barboza (37 años, licenciada en Nutrición por la UDELAR), quien es el nexo con el Pasteur”.

Involucra también la “gestión humana y coordinación de toda la red de personas que voluntaria y solidariamente cosen los tapabocas y realizan los traslados del material”.

En la actualidad, la red solidara está integrada por más de 200 personas entre quienes se dedican a la tarea de coser y quienes reparten los materiales.

La impulsora de la idea destaca que se trata de “un desafío para la organización, en tanto es una tarea a conjugar con otras responsabilidades laborales, de estudio y familiares. Por ello, en la actualidad nueve personas nuclean la organización de la red, todas mujeres”.

Explica que el proceso se podría sintetizar en los siguientes pasos: “Una vez que la persona se pone en contacto le enviamos un formulario para obtener información necesaria (disponibilidad de máquina y tiempo, y barrio de residencia), la incluimos al grupo de WhatsApp a través del cual mantenemos un contacto diario enviando un resumen de actividades, novedades sobre la entrega y retiro del material, y compartimos las precauciones e instrucciones para realizar los tapabocas a través de un video-tutorial”.

El material es provisto por el hospital Pasteur y se envía al domicilio de alguna de las personas de la organización, quien lo fracciona en kits de 300 unidades y luego se reparte o lo pasan a buscar.

Con posterioridad, se organiza el retiro de los tapabocas prontos, realizado por personal del hospital Pasteur que se encarga de la entrega al centro de salud para su esterilización.

Los puntos azules indican quienes están cociendo, los rosados quienes tienen prontos los tapabocas y los negros quienes ya cocieron.
Los puntos azules indican quienes están cociendo, los rosados quienes tienen prontos los tapabocas y los negros quienes ya cocieron.

Por más

La meta es realizar 40.000 tapabocas para cubrir las necesidades de insumos del Pasteur.

Hasta el momento han entregado 30.547 tapabocas para coser, y luego de culminar con los 40.000, la intención es poder realizar “sobretúnicas y capuchas”.

“En el andar de la iniciativa, en muchas de nosotras, ha surgido un efecto indirecto muy positivo: canalizar la ansiedad que provoca el aislamiento social en una causa solidaria. Ser parte, cuidarnos entre todos”, asegura.

Los esfuerzos “están dando frutos maravillosos”, por ello agradeció a la red de personas que se suman día a día “por su tiempo, amor y por ser parte”.

Quienes deseen contribuir y sumarse a la red solidaria pueden enviar un WhatsApp a: 091 03 60 94, 099 22 90 77 o al 099 73 44 67.

tapabocas1

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje