"EL PEREIRA ROSSELL PRESENTA CIFRAS ASEMEJABLES A ETIOPIA Y NIGERIA EN CASOS DE MUERTE MATERNA POR ABORTO"

Revelan que en Uruguay se realizan 150.000 abortos al año

El representante del Comité Ejecutivo del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), doctor Leonel Briozzo, sostuvo ante la Comisión de Salud Pública del Senado que los abortos en Uruguay alcanzan una cifra aproximada a las 150.000 por año y en materia de muertes de mujeres como consecuencia de práctica, por cada víctima “50 fueron mutiladas, 100 tuvieron complicaciones graves y se puede plantear que 1.000 mujeres tuvieron complicaciones no tan graves como para haber consultado o estado internadas, pero padecieron un alejamiento de su ámbito familiar y laboral”.

Los datos fueron aportados el pasado martes en la Comisión de Salud Pública del Senado al dar su punto de vista en el marco de la discusión del proyecto sobre salud reproductiva de la mujer.

Briozzo sostuvo que “dentro de nuestro equipo hay un grupo especial que trabaja en el marco de la antropología y la sociología y que ha desarrollado una serie de indicadores que le permitiría dar una idea preliminar del número de abortos provocados. Ellos han llegado a la conclusión –reitero que esto todavía no ha sido publicado, por lo que es complicado para mí manejarlo en este ámbito– de que por cada nacimiento se producirían entre tres y cinco abortos provocados en el Uruguay”.

En el Uruguay hubo 56.500 nacimientos en el año 2002.

Briozzo realizó una pormenorizada exposición en cuatro áreas: una revisión epidemiológica sobre lo que significa la mortalidad materna y el aborto provocado a nivel mundial; una revisión de la situación a nivel nacional con respecto a la mortalidad materna y al aborto provocado; el análisis, a nivel médico, de lo que sucede con las leyes y los diferentes tipos de legislación sobre la mortalidad materna y el aborto provocado; y sobre la experiencia que hemos tenido en estos últimos dos años desde el Grupo Iniciativas Sanitarias contra el Aborto Provocado en Condiciones de Riesgo y por qué nuestro grupo ha desarrollado los planteos que vamos a hacer”.

“La probabilidad de que una mujer muera por aborto en el Pereira Rossell es 3,34 veces más que en el resto del país. Esto obvia otro tipo de comentarios con respecto a la iniquidad que hay en el sistema uruguayo de salud por esta causa”, sostuvo Briozzo.

Estimó que “básica y descarnadamente se podría plantear que la posibilidad de practicarse un aborto en condiciones más o menos seguras, depende del acceso y la disponibilidad económica , ya sea en una clínica por métodos farmacológicos o, cuando no se dispone de los U$S 500 o U$S 600 que cuesta eso, terminar en un carnicero como lo hace gran parte de estas mujeres, provocándose abortos por una infinidad de métodos que van desde la ingesta de soluciones de té con sustancias inimaginables como ruda, carachipitá u otros yuyos, la introducción de tallos de perejil a nivel del útero, la introducción de agujas de coser, etcétera, que creo que todos los conocemos”.

“La situación es tal que a nivel mundial el 13% de las mujeres mueren por aborto provocado. Esta cifra asciende al 21% en América Latina y en Sudamérica, al 24%. El Uruguay está por encima del promedio de América Latina con un 27,7% y hasta el año pasado era el país con el índice de muertes reportadas más alto en el hemisferio”, informó el especialista.

Sin embargo, y lo preocupante es que “el Pereira Rossell prácticamente dobla esta realidad con cifras solamente asemejables a las de algunos lugares de Etiopía y de Nigeria para los casos de muerte materna”.

El doctor Briozzo indicó que “debemos tener en cuenta que las mujeres no mueren durante el proceso de embarazo, parto y puerperio porque el sistema de salud uruguayo es bueno y esas mujeres pueden tener un buen control en dichas etapas. Tenemos una tasa de partos institucionales del 98%, es decir que prácticamente no hay ninguna posibilidad de que una mujer muera en el proceso del parto y, dado el personal técnico y paratécnico con el que contamos, tenemos un buen control de esas mujeres”.

“Este beneficio derivado del buen control del embarazo que tenemos es lo que hace que cuando existe una causa –como el aborto– la misma se dispare porque queda excluida del sistema de salud”, indicó. *

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje