PELIGRO

Un reactor nuclear explotó en Rusia hace una semana y el mundo apenas se enteró

Una fallida prueba de misiles que terminó en una explosión mató a cinco de los mejores científicos en energía nuclear de Rusia. El mundo apenas se enteró de que algo así había sucedido.

Un misil 9M730 Burevestnik, parcialmente tapado en su parte posterior supuestamente para esconder detalles sobre su sistema propulsor. Foto: Ministerio de Defensa de Rusia
Un misil 9M730 Burevestnik, parcialmente tapado en su parte posterior supuestamente para esconder detalles sobre su sistema propulsor. Foto: Ministerio de Defensa de Rusia

Un pequeño reactor nuclear explotó en Rusia la semana pasada, en un misterioso incidente que el gobierno de Vladimir Putin se ha esforzado por ocultar tanto como sea posible.

El Centro Nuclear Federal de Rusia está trabajando en fuentes de energía a pequeña escala que usan “materiales radiactivos, incluidos materiales fisionables y radioisotópicos” para el Ministerio de Defensa y usos civiles, dijo Vyacheslav Soloviev, director científico del instituto, en un video mostrado por la televisión local.

El evento, que tuvo lugar en el Mar Blanco de Rusia, mató a cinco de los científicos más importantes del país, pertenecientes a la élite científica del Kremlin. Serán enterrados el próximo lunes como héroes nacionales.

Los hechos

La explosión del reactor nuclear fue el pasado 8 de agosto durante una prueba de misiles que usó “fuentes de energía isotópicas” en una plataforma costera frente a la región de Arkhangelsk, cerca del Círculo Polar Ártico, dijo la compañía nuclear estatal rusa Rosatom en un comunicado publicado el fin de semana.

El Ministerio de Defensa había informado originalmente que los fallecidos eran dos personas y que el incidente se debió a la explosión de un motor de misil de combustible líquido. Sin embargo, distintos medios locales e internacionales aseguran que el motor era un reactor nuclear.

La explosión provocó un notable aumento en la radiación medible en el ambiente en la ciudad portuaria de Severodvinsk, según un comunicado en el sitio web de la administración local que luego fue eliminado, según publica la revista Time. El ejército ruso dijo que los niveles de radiación eran normales y no reveló detalles sobre el incidente.

La noticia de la explosión corrió por los pueblos y ciudades cercanas, y muchos residentes optaron por consumir comprimidos de yodo, que se cree ayuda a prevenir que la glándula tiroides absorba la radiación. Noruega dijo que había intensificado el monitoreo de radiación después del incidente pero que no había detectado nada anormal. Las autoridades de Finlandia tampoco notaron radiación en sus sistemas de medición.

Los medios rusos han especulado que el el arma que se está probando es el 9M730 Burevestnik (conocido por la OTAN como SSC-X-9 Skyfall), un misil de crucero de propulsión nuclear que el presidente Vladimir Putin introdujo al mundo en un breve segmento animado durante su discurso nacional anual del año pasado.

 

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje