A MOVERSE

Video: Científicos japoneses crean un robot con ramas de árbol que aprende a moverse solo

Un nuevo robot puede usar palos secos y ramas para darse forma, además de que puede aprender de su forma y cómo caminar automáticamente.

robot palos japones

Un equipo de científicos japoneses han creado uno de los robots más difíciles de armar hasta ahora: se trata de un sistema que puede usar ramas de árbol, cada vez de formas distintas, asimétricas e irregulares.

Los científicos de la Universidad de Tokio y de la compañía Preferred Networks probaron este enfoque para construir y hacer funcionar robots con lo primero que se pueda encontrar en cualquier área, como por ejemplo ramas de árbol.

El proceso es “simple”, por así decirlo: se escogen algunos palos, se pesan y se escanean en 3D y se introducen los datos de las articulaciones que unen los palos y permiten moverlos. Por medio de aprendizaje automático, el robot empieza a practicar movimientos con estos palos y logra desplazarse de forma efectiva en pocos minutos.

 

Poca intervención humana

Más allá de encastrar los palos y descartar algunos movimientos innecesarios, a este punto los humanos intervienen poco en todo el proceso, y la idea es que el aprendizaje automático pronto elimine esta mediación.

Por ahora no se vislumbra que los robots de este tipo de materiales encontrados sean tan capaces como los diseños robóticos tradicionales, por lo que probablemente solo sean útiles en circunstancias especiales. Sería agradable no tener que preocuparse por el transporte de materiales estructurales, ya que sería capaz de crear una variedad de diseños según sea necesario utilizando un conjunto de hardware generalizado. Y construir un robot a partir de materiales disponibles localmente significa que cualquier cosa que juntes será realmente fácil de arreglar, incluso si tienes que enseñarle a moverse nuevamente.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje