LUCES

Un rayo impacta directamente en el cohete Soyuz después de despegar

El primer lanzamiento este año de un cohete Soyuz 2-1b desde Rusia se realizó sin problemas, incluso a pesar de un rayo que golpeó al propulsor durante el ascenso.

soyuz-lightning_1024

A las 06:23 UTC del lunes 27 de mayo, el cohete Roscosmos Soyuz 2-1b despegó del Cosmódromo de Plesetsk en Rusia cargando un satélite de navegación Glonass-M que debía ponerse en órbita.

Apenas unos segundos después, un rayo golpeó la nave causando un gran estruendo y un fuerte destello, como se ve en un video publicado en Twitter por el director de Roscosmos, Dmitry Rogozin.

“Los rayos no son un obstáculo para ustedes”, dijo mientras felicitaba al equipo de vuelo.

El rayo no frenó al cohete que continuó un viaje de 3.5 horas a la órbita terrestre baja en donde colocó la carga como estaba pautado.

Un gigantesco pararrayos

Como hemos aprendido de décadas de viajes aéreos, un gran objeto de metal en el cielo no es inmune a los rayos. En general son relativamente raros durante los lanzamientos de cohetes, ya que estos eventos son programados para cuando el clima está despejado, pero ciertamente no son desconocidos.

El lanzamiento de la misión Apollo 12 a bordo de un cohete Saturn V el 14 de noviembre de 1969 es un ejemplo bien conocido. El clima estaba nublado, pero no tormentoso; pero, cuando se lanzó la misión tripulada, un rayo inesperadamente golpeó el cohete no una, sino dos veces.

Esto dejó fuera de servicio algunas cosas, como la instrumentación, las pantallas, la telemetría y las pilas de combustible. Algunas decisiones rápidas del controlador de vuelo en tierra, John Aaron, y del astronauta Alan Bean en la nave salvaron la misión que se dirigió a la Luna según lo previsto.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje