EL INICIO DE TODO

Los astrónomos finalmente encuentran la primera molécula formada en el universo

Después de una búsqueda de décadas, los astrónomos finalmente encontraron la primera molécula que se formó en el universo.

Nebulosa planetaria NGC 7027. Foto: NASA / ESA /Judy Schmidt
Nebulosa planetaria NGC 7027. Foto: NASA / ESA /Judy Schmidt

El ion hidruro de helio (HeH +) ha sido durante mucho tiempo una parte teórica clave de cómo comenzó la química del cosmos, pero su aparente ausencia en el espacio había preocupado a los científicos y hasta llegaron a pensar que algo habían entendido mal. Ahora se ha encontrado la primera evidencia inequívoca de la molécula en una nebulosa planetaria.

La historia cuenta que poco después del Big Bang, el hidrógeno y el helio dominaron el entonces joven universo. Finalmente, los átomos de helio neutros se combinaron con hidrógeno ionizado para formar HeH +, que habría sido el primer tipo de molécula posible a partir de los ingredientes disponibles. Eso, a su vez, abrió diferentes combinaciones que gradualmente se acumularon en la extensa gama de químicos que conocemos hoy.

Eso está muy bien en teoría, pero la confirmación de que así fue como sucedió ha eludido a los científicos durante décadas. HeH + se produjo por primera vez en el laboratorio en 1925, pero a pesar de la idea de que debería ser naturalmente abundante en el medio interestelar, la molécula nunca se había observado hasta ahora.

La génesis de la química

“La química del universo comenzó con HeH +”, dice Rolf Güsten, principal autor del estudio. “La falta de evidencia definitiva de su existencia en el espacio interestelar ha sido un dilema para la astronomía durante mucho tiempo”, agrega.

Los científicos utilizaron el Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja (SOFIA) de la NASA, que puede rastrear el cosmos desde su posición a bordo de un Boeing 747SP. Dado que este observatorio móvil vuela a una altura de hasta 45.000 pies (13.700 metros), puede obtener una vista clara de las longitudes de onda de infrarrojos requeridas para detectar partículas como el  HeH +, que fue localizado en una galaxia en particular, la nebulosa planetaria NGC 7027.

“El descubrimiento de HeH + es una demostración dramática y hermosa de la tendencia de la naturaleza a formar moléculas”, dice David Neufeld, coautor del estudio. “A pesar de los ingredientes poco prometedores que estaban disponibles, se formó una molécula frágil de una mezcla de hidrógeno con el gas no reactivo helio en un ambiente hostil a miles de grados centígrados”, concluyó.

La investigación fue publicada en la revista Nature

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje