HITO ASTRONÓMICO

Esta es la primera fotografía de un agujero negro jamás tomada

En 1783, John Michell propuso que en el universo podrían haber objetos con una gravedad tan potente que podría tragarse todo a su alrededor y que no se podía escapar de ellos ni viajando a la velocidad de la luz. Desde entonces, mucha agua ha pasado debajo del puente y hemos llegado por fin a ver la primera fotografía de un agujero negro, lo que Michell visionó siglos antes.

Screenshot_3

El gigantesco sistema de telescopios Horizonte de Sucesos (EHT, por sus siglas en inglés), que agrupa a varios observatorios de todo el mundo, celebró este 10 de abril que se puede presentar oficialmente la primera fotografía jamás tomada de un agujero negro.

La fotografía podría parecer un rectángulo negro con una mancha naranja bastante simplona, pero es un hito en la historia de la astronomía: muestra un anillo con una mitad más luminosa que la otra, y es la imagen del agujero negro supermasivo situado en el centro de la Galaxia M87, a 53.3 millones de años luz de la Tierra.

“Estamos dando a la Humanidad la primera imagen de un agujero negro; es una puerta de salida de nuestro Universo”, aseveró Sheperd S. Doeleman, del Centro de Astrofísica Harvard & Smithsonian y director de proyecto del EHT. El astrofísico destacó que es “una proeza científica sin precedentes lograda por un equipo de más de 200 investigadores”.

Screenshot_2

A la caza de agujeros negros

Hasta ahora, los científicos han establecidos dos formas de detectar un agujero negro. La primera de ellas consiste en medir su influencia gravitatoria. Por ejemplo, en el centro de la Vía Láctea hay un lugar vacío donde todas las estrellas están girando violentamente como si estuvieran orbitando una masa realmente densa. Es ahí donde está el agujero negro supermasivo Sagitario A*.

La otra forma consiste en detectar los agujeros por medio de la observación de la materia que los rodea. A medidas que el gas y el polvo cae dentro del agujero, este se asienta formando un disco alrededor de él calentándose muchísimo y produciendo luz que luego es captada por los telescopios.

Este último es el método que el EHT viene usando desde 2017 para lograr la esperada fotografía. Los astrónomos y astrofísicos descubrieron que la clave es apuntar hacia un agujero que no esté demasiado lejos y cuyo horizonte de sucesos, el límite en el que la atracción gravitatoria de un objeto masivo se vuelve tan grande que hace que el escape sea imposible, sea lo suficientemente grande.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje