DEEPFAKE

¿Jennifer Lawrence o Steve Buscemi? La pesadilla en noticias falsas que nos espera

Ya sabemos que "fake news" se traduce literalmente como "noticias falsas", una práctica masiva que puede provocar linchamientos, difundir mentiras y hasta colocar presidentes, pero hay un nuevo nivel: las "deepfakes".

Este no es Steve Buscemi, aunque tampoco es Jennifer Lawrence. Bueno, en realidad es ambos al mismo tiempo. Foto: Captura de pantalla
Este no es Steve Buscemi, aunque tampoco es Jennifer Lawrence. Bueno, en realidad es ambos al mismo tiempo. Foto: Captura de pantalla

Una nueva corriente de noticias falsas es lo que se viene en un futuro cercano, y va a ser todavía más difícil distinguir entre lo cierto y lo falso. Se trata de las “deepfakes”, o “noticias falsas profundas”, que vienen de la mano de la inteligencia artificial y prometen complicarnos aún más la existencia en esta era de la información que es, al mismo tiempo, una de las eras donde la gente menos se informa con fuentes veraces.

El más reciente caso viral de deepfakes es el de un video que combina la cara del actor Steve Buscemi con el cuerpo y la cabeza de la actriz Jennifer Lawrence, en una suerte de bizarro discurso que deja perplejo a cualquiera por lo realista de la fusión entre ambos actores, hecho gracias a modernos algorimos de edición de video.

 

Los deepfakes, la nueva pesadilla

Hace un par de años circuló uno de los primeros deepfakes más controversiales: se trataba de un video pornográfico donde se veía a la actriz Gal Gadot (protagonista de Wonder Woman) tener relaciones sexuales con un actor porno, algo que nunca sucedió. En realidad fue la creación de un algoritmo de aprendizaje automático que casi cualquiera con conocimientos básicos de programación podría crear.

 

Han habido algunas demandas y hasta intentos de prohibir los llamados “subedits”, o “subediciones”, estas creaciones audiovisuales que proponen un reto a la hora de diferenciar qué es falso y qué es verdadero.

Algunas herramientas ya están causando problemas y desafíos ciertamente negativos: por ejemplo, la empresa de tecnología Adobe presentó en 2016 un programa que, tras 20 minutos de escuchar una voz cualquiera, puede imitarla y podés hacer que diga lo que se te ocurra.

Otro software conocido como Face2Face puede intercambiar el rostro de un video ya grabado con otro rostro filmado en tiempo real, pudiendo hacer que personas digan o hagan cosas en videos que nunca sucedieron.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje