El Polo Norte magnético está cambiando más rápido de lo previsto

Recientemente se ha detectado que el Polo Norte magnético se mueve en dirección a Siberia mientras se aleja de Canadá.

pole_ns

Los científicos habían planeado lanzar una nueva actualización del World Magnetic Model (WMM) el 15 de enero debido al aumento de las fluctuaciones en el campo magnético de la tierra. Sin embargo, debido al cierre del gobierno de EE.UU., esto se ha retrasado hasta que no se resuelta tal conflicto político.

Aunque el polo norte magnético, a diferencia del Polo Norte geográfico, está constantemente en movimiento, el campo magnético está cambiando más rápido de lo que los científicos habían pronosticado, según un informe publicado por la revista científica Nature hace pocos días.

Cada cinco años, los científicos recalculan la ubicación del polo magnético. Esta es una información importante para la navegación global, que incluye satélites GPS y otras tecnologías. Estos cambios pueden hacer una gran diferencia en nuestra vida cotidiana.

Científicos del Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (National Oceanic and Atmospheric Administration, NOAA) y del Servicio Geológico Británico habían notado grandes diferencias en las lecturas que habían hecho hacia el final de 2018.

Adentro todo se mueve

El movimiento del Polo Norte magnético es causado por flujos de hierro líquido fundido en el núcleo de la Tierra. Este líquido y cómo se mueve crea el campo magnético de la Tierra. Las variaciones en el flujo de líquido hacen que el campo magnético cambie constantemente y la ubicación del norte magnético se mueva.

El Modelo Magnético Mundial se actualiza cada cinco años para dar cuenta de los cambios en el campo y el último tuvo lugar en 2015. Sin embargo, en 2016, parte del campo magnético “se aceleró temporalmente en las profundidades del norte de Sudamérica y el Océano Pacífico oriental” Según se lee en el artículo de Nature.

El movimiento de polos se ha acelerado en la memoria reciente de 14 kilómetros por año en la década de 1990 a unos 54 kilómetros por año en la actualidad. Es necesario implementar un nuevo modelo lo antes posible, e incluso entonces los científicos tendrán que volver a trabajar en el modelo en 2020. Hasta entonces, la navegación podría verse afectada y causar imprecisiones en vuelos y rutas marítimas.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje