STREAMING ADICTIVO

India: Clínica trata el primer caso de “adicción a Netflix”

Como en cualquier adicción, el primer paso es admitir que se tiene un problema. Una clínica de India, especializada en adicciones, trató al primer paciente con una severa adicción al servicio de streaming Netflix.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Cuando has visto una temporada completa de 24 episodios de una serie de Netflix sin comida, baño o llamadas telefónicas, y no has movido las piernas durante mucho tiempo, tienes un problema.

La semana pasada, la clínica del Servicio para el Uso Sano de la Tecnología (SHUT) en el Instituto Nacional de Salud Mental y Neurociencias (NIMHANS) en Bangalore, India, recibió su primer caso de adicción a Netflix.

Según informó el diario The Hindu , un hombre desempleado de 26 años recurrió al servicio para “tratar una realidad que lo había aquejado por más de seis meses”.

“Cada vez que su familia lo presionaba para que saliera a trabajar, o cuando veía que sus amigos iban bien, miraba los programas que se ofrecían continuamente en el servicio de streaming”, según dijo Manoj Kumar Sharma, profesor de psicología clínica de NIMHANS y director de la clínica SHUT. “Le servía para olvidarse de sus problemas, y obtenía placer de ello”, agregó.

Todo el día todos los días

El paciente, cuya identidad fue reservada, “encendía el televisor a primera hora de la mañana y lo apagaba a última hora de la noche”, según explicaron desde la clínica.

Como la mayoría de las adicciones, la compulsión y la falta de autocontrol terminaron por afectarlo físicamente: desarrolló fatiga física y ocular y empezó a experimentar patrones de sueño alterados. Finalmente, cuando se dio cuenta de que tenía un problema, buscó ayuda profesional.

Aunque esta es la primera vez que se trata a un paciente por adicción a un servicio de televisión por streaming, en otras ocasiones ya han tenido que intervenir a personas con adicción a los videojuegos, una patología nueva que ya se ha reportado en distintas partes del mundo.

Este tipo de adicciones pueden tener consecuencias, no solo en la persona, sino también en terceros. Una joven madre del Reino Unido enfrentó cargos en 2010 después de dejar que sus dos perros murieran de hambre y tres niños tuvieran que vérselas totalmente solos mientras jugaba al juego de estrategia en línea Small World. Ocho semanas de Candy Crush Saga causaron la ruptura del tendón del pulgar de otro jugador adicto, y un hombre demandó a la empresa tecnológica Bethesda al perder a su familia y su trabajo por su adicción al videojuego Fallout 4.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje