GENÉTICA

Científicos convierten células sanguíneas en óvulos humanos por primera vez

En 1924, un científico excéntrico llamado J.B.S. Haldane predijo que más del 70% de los bebés nacerían de un útero artificial para 2074. Incluso se le ocurrió un nombre para el proceso: ectogénesis. Ahora estamos un paso más cerca de algo así.

Óvulos humanos inmaduros (color rosa) fueron creados por científicos japoneses en 2012. Foto: Saitou Lab
Óvulos humanos inmaduros (color rosa) fueron creados por científicos japoneses en 2012. Foto: Saitou Lab

Científicos de la Universidad de Tokio acaban de convertir células sanguíneas humanas en óvulos por primera vez, un avance que podría ser paradigmático en cuanto a la genética humana.

Para hacerlo, el equipo de científicos, conformado por Mitinori Saitou y sus colaboradores, extrajo células de sangre humana y las convirtió en células madre pluripotentes, que tienen la invaluable capacidad de transformarse en cualquier tipo de célula humana. Luego se insertaron en ovarios “artificiales” en miniatura hechos en el laboratorio utilizando células embrionarias de ratón.

Pero el trabajo, publicado el jueves pasado en la revista Science, es visto por otros científicos como un desarrollo importante. “Por primera vez, se ha podido demostrar convincentemente que podemos fabricar óvulos”, dice Amander Clark, un biólogo de la Universidad de California (UCLA) quien no participó en la investigación.

Conflictos éticos

 

Este es un primer paso esencial para los bebés crecidos en el laboratorio, pero todavía hay un largo camino por recorrer, sin mencionar muchas cuestiones éticas que considerar.

Por ejemplo, si bien ofrece oportunidades emocionantes para las parejas que enfrentan problemas de infertilidad, así como las parejas del mismo sexo y las mujeres trans (que pueden tener dificultades para concebir de la manera tradicional), también plantea la cuestión de qué tan fácil podría ser para robar el ADN de alguien y hacer un bebé sin su conocimiento o consentimiento.

Teóricamente, los bebés algún día podrían estar hechos de sangre, cabello o células de piel de niños, abuelas e incluso personas fallecidas. “Así que surgen algunas posibilidades muy extrañas”, dice Ronald Green, un bioético de la Universidad de Dartmouth, EE.UU.

“Una mujer puede querer tener el bebé de George Clooney”, dice Green. “Y su peluquero podría comenzar a vender sus folículos capilares en línea. Así que de repente podríamos empezar ver a muchos, muchos de George Clooney sin su consentimiento”, agregó.

Durante años, los científicos han estado tratando de producir óvulos y espermatozoides a partir de células madre. En 2012, Mitinori Saitou y sus colegas de la Universidad de Kyotoinformaron que produjeron exitosamente óvulos de ratones maduros y espermatozoides de células madre, y los utilizaron para crecer crías de ratones sanos.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje