SIN ESCUDO

Descubren tortuga fosilizada que no tenía caparazón

Las tortugas usan sus caparazones como escudos hoy en día, pero estas partes de sus cuerpos evolucionaron por una razón completamente diferente.

Eorhynchochelys sinensis fue descubierto en la provincia de Guizhou, China. Foto: Museos nacionales de Escocia
Eorhynchochelys sinensis fue descubierto en la provincia de Guizhou, China. Foto: Museos nacionales de Escocia

Las tortugas son conocidas por su caminar lento y por su pesado y sólido caparazón. Solemos pensar que han sido así por millones de años, pero recientemente los científicos encontraron un fósil que podría cambiar esa imagen.

Un equipo de investigadores de China descubrieron una tortuga fosilizada que no tiene su duro escudo, y se estima que el esqueleto -casi completo- tiene 228 millones de años.

Sería, según ellos, la evidencia de una etapa temprana de la historia evolutiva de las tortugas. “Este fósil impresionantemente grande es un descubrimiento muy emocionante que nos da otra pieza en el rompecabezas de la evolución de la tortuga”, dijo el Dr. Nick Fraser, guardián de Ciencias Naturales de National Museums Scotland, en un comunicado. “Muestra que la evolución temprana de las tortugas no era una acumulación directa y paso a paso de características únicas, sino que era una serie mucho más compleja de eventos que apenas estamos comenzando a desentrañar”, añadió.

La interpretación de un artista de cómo pudo haber sido Eorhynchochelys sinensis. Foto: Yu Chen, IVPP
La interpretación de un artista de cómo pudo haber sido Eorhynchochelys sinensis. Foto: Yu Chen, IVPP

El caparazón apareció después

Hoy las tortugas usan sus caparazones para protegerse, pero puede que ese no haya sido el propósito original. Al estudiar las características de los primeros fósiles de proto-tortuga, los investigadores creen que las características similares a las cáscaras primero se desarrollaron para ayudar a los ancestros de las tortugas a enterrarse bajo tierra.

“Por qué evolucionó el caparazón de tortuga es una pregunta muy infantil y la respuesta parece bastante obvia: fue por protección”, explicó el Dr. Tyler Lyson, autor principal del estudio. “Pero al igual que la pluma de pájaro no evolucionó inicialmente para el vuelo, los primeros inicios del caparazón de tortuga no fueron para protegerse sino para excavar bajo tierra para escapar del duro ambiente sudafricano donde vivían estas proto-tortugas”, continuó.

El equipo de investigación nombró al fósil Eorhynchochelys sinensis, que significa “tortuga de cuña del amanecer de China”. La gente cree que esta especie vivió en aguas costeras y alimentó tanto la tierra como el agua usando sus garras para excavar a través de las aguas lodosas, al igual que lo hacen hoy en día las tortugas de río.

Dado que probablemente era un animal lento, las madrigueras también habrían ofrecido una posibilidad para que la criatura se escondiera de los depredadores. Las conchas se pueden haber formado con el tiempo para mejorar esta protección.

 

 

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje