ASTRO

La NASA quiere “tocar” el sol con la sonda Parker

La Sonda Solar Parker será el nuevo intento de la NASA de acercarse lo más posible a nuestra ardiente estrella. Será lanzada el próximo 11 de agosto y volará 149.668.992 kilómetros.

Ilustración de la sonda espacial Parker Solar Probe acercándose al sol. Créditos: Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins
Ilustración de la sonda espacial Parker Solar Probe acercándose al sol. Créditos: Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins

El 11 de agosto, la NASA lanzará su Sonda Solar Parker, una misión espacial sin precedentes de atravesar casi 150 millones de kilómetros para estudiar algunos de los mayores secretos del sol. Lleva el nombre del astrofísico Eugene Parker, el Profesor Emérito del Departamento de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de Chicago, quien descubrió el fenómeno ahora conocido como viento solar. La sonda ingresará a la parte de la atmósfera exterior del sol llamada punto Alfvén.

“La sonda solar irá a una región del espacio que nunca se había explorado antes”, dijo el mismo Parker en un comunicado el año pasado . “Es muy emocionante que finalmente veamos. A uno le gustaría tener algunas medidas más detalladas de lo que está sucediendo en el viento solar. Estoy seguro de que habrá algunas sorpresas. Siempre las hay”, continuó.

La nave está capacitada para soportar calor y radiación como ninguna nave antes construida. Los datos resultantes de su exploración mejorarán los pronósticos de los principales eventos meteorológicos espaciales que afectan la vida en la Tierra, así como los satélites y astronautas en el espacio.

La nave más poderosa que Ícaro

A diferencia de la leyenda griega de Ícaro, cuyas alas se derritieron cuando voló demasiado cerca del sol, la sonda Parker puede soportar hasta 1.426 grados centígrados. Tiene un escudo de espuma de carbono de 11.5 centímetros de grosor y 2.5 metros de ancho, llamado Sistema de Protección Térmica (TPS).

A diferencia de las armaduras tradicionales, el TPS pesa solo 80 kilos y tiene una estructura interna de 97% de aire. La ingeniería detrás de su diseño es tan eficiente que aquellos componentes protegidos en el lado interno experimentarán nada más que la temperatura ambiente.

Experimentará al menos 24 encuentros cercanos con el sol usando asistencia de gravedad de Venus. El mayor acercamiento se dará hacia el año 2024, cuando estará a poco más de 6.1 millones de kilómetros.

La Sonda Parker también hará historia al convertirse en el objeto creado por el hombre más rápido jamás creado. Su acercamiento más cercano al sol impulsará la nave espacial a una velocidad récord de 724.204. “Es lo suficientemente rápido como para llegar desde Filadelfia a Washington, DC, en un segundo”, agregó la NASA.

 

 

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje