Buen perro

Estudio demuestra que los perros confortan a sus dueños cuando estos están tristes

Si bien los perros no son para todas las personas, no hay que negar su naturaleza amigable y su lealtad única con su dueño.

Foto de James Barker / Unsplash
Foto de James Barker / Unsplash

El refrán “El perro es el mejor amigo del hombre” nunca había quedado mejor que para la conclusión de este nuevo estudio, donde demostró que los canes corren a ayudar a sus dueños cuando éstos no se encuentran bien anímicamente.

De acuerdo a un estudio publicado en la revista científica “Learning & Behavior” por investigadores de la Universidad Johns Hopkins, se descubrió que los perros no sólo detectan cuando sus amos se encuentran tristes y/o llorando, sino que se apresuran para ayudar y tratar de aliviarlos.

“Hemos descubierto no solo que los perros captan los sentimientos de sus amos, sino que, si conocen una forma de ayudarlos, atravesarán obstáculos y lo harán“, aseguró la primera autora del estudio, Emily Sanford, a través de un comunicado.

Foto de Savs / Unsplash
Foto de Savs / Unsplash

También se demostró que aquellos perros que mantienen un estrecho vínculo con sus dueños, son más rápidos en acudir a la ayuda y capaces de atravesar todo tipo de obstáculos para lograrlo, como por ejemplo, empujar una puerta con más rapidez.

“Toda persona que tiene un perro puede contar una historia en la que llega a casa después de un largo día, se sienta a llorar y su perro está justo ahí, lamiendo su cara”, manifestó Sanford. “De alguna forma, esta investigación es la explicación que hay detrás de esto”.

Para lograr un resultado imparcial, se utilizó una muestra de 34 perros que variaron en razas y tamaños, que trataban desde Golder Retriever hasta Labradores. Durante el experimento, se colocó a los animales detrás de una puerta transparente, mientras que del otro lado se sentó a sus dueños. A algunos participantes se les pidió que solamente tararearan, y los restantes que lloraran.

Foto de Marion Michele / Unsplash
Foto de Marion Michele / Unsplash

Durante el ejercicio, no se notó diferencia alguna entre las razas de perros, pero sí cuando sus dueños lloraban, ya que acudían a ellos tres veces más rápido que cuando estaban tarareando.

Este comportamiento se explica a que llevan junto a nosotros más de 10.000 años, cuando se empezó a domesticar este tipo de animales. Debido a la cercanía a los seres humanos, comenzaron a desarrollar las habilidades para leer e interpretar nuestras emociones, destreza que se fue pasando de generación en generación, hasta tal punto de reconfortarnos cuando nos sentimos mal o incluso gruñir a una persona que nos desagrada.

“Los perros han estado junto a los humanos durante decenas de miles de años y han aprendido a leer nuestras señales sociales“, ha dicho Sanford. “Los dueños de perros saben que sienten sus emociones. Nuestros hallazgos refuerzan esta idea y además muestran que los perros que conocen a su gente pueden correr para entrar en acción”.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje