FUGITIVOS RADIOACTIVOS

Lobos salvajes de Chernóbil escapan de la zona de exclusión radioactiva

Los lobos de la "zona muerta" de Chernóbil están empezando a expandir su territorio, poniendo en peligro la estabilidad de otras especies. Los especialistas aún no tienen claro si estos están cargados de radiactividad.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Desde el accidente nuclear de Chernóbil, en abril de 1986, un radio de 30 kilómetros alrededor de la planta fue evacuado y quedó para siempre inhabilitado para ser habitado por humanos. Eso convirtió la zona en un magnífico refugio para animales y plantas que han prosperado contra todos los pronósticos.

Un artículo publicado en el European Journal of Wildlife Research ha descubierto que al menos una especie de lobo se está aventurando a salir de la “zona de exclusión” de Chernobyl, como se le conoce al área contaminada con radiactividad.

En el documento, Michael Byrne, científico de la Universidad de Missouri en Columbia y sus colegas, rastrearon 14 lobos grises con collares GPS en la sección de la zona de la planta nuclear, que está cerca de la frontera entre Ucrania y Bielorrusia. Mientras que 13 de ellos, todos adultos, permanecieron en la zona, el otro -un juvenil masculino- vagabundeaba unos 300 kilómetros fuera de la zona durante 21 días.

Byrne explicó a Live Science que esta era “la primera prueba de que estos lobos se estaban dispersando más allá de la zona de exclusión”, aunque un problema con el rastreador indicó que no estaban seguros de si volvió al área.

 

Potenciales peligros de la radiación

La zona de exclusión continúa siendo un área con focos de radiación, lo que genera “preguntas sobre la posible propagación de mutaciones genéticas inducidas por la radiación”, dijo el equipo en su artículo. Byrne, sin embargo, aseguró que no tenían evidencia para sugerir que esto estaba sucediendo. “No hay lobos brillando en la oscuridad ni nada de eso, todos tienen cuatro patas, dos ojos y una cola”, acotó.

Los lobos no son los únicos animales que disfrutan de la zona de exclusión sin humanos. El jabalí, el alce y el corzo han aumentado constantemente en número. Sin embargo, miles de perros que fueron abandonados por las personas después de las masivas evacuaciones la pasaron muy mal; muchos de ellos murieron de hambre, de frío, por la radiación o por la propagación de epidemias.

Otros animales también han tenido problemas, como las abejas, las mariposas y las arañas, muy probablemente porque estos animales pueden poner huevos en el suelo contaminado. Pero para los lobos y algunos otros animales, el desastre de Chernobyl les ha dado la oportunidad de prosperar.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje