ALGORITMOS CÓSMICOS

Algoritmo asegura que agujeros negros contienen universos

Como si fuera una matrioshka, cada agujero negro en nuestro universo conocido contiene, a su vez, otro universo adentro, según predijo un algoritmo.

Impresión artística de una galaxia formando estrellas dentro de potentes flujos de material expulsados de un agujero negro supermasivo. Foto: ESO / M. Kornmesser
Impresión artística de una galaxia formando estrellas dentro de potentes flujos de material expulsados de un agujero negro supermasivo. Foto: ESO / M. Kornmesser

Por lo general no estamos preparados para entender de entrada este tipo de cosas: nuestro universo puede estar perfectamente anidado dentro de un agujero negro que es en sí mismo parte de un universo más grande. A su vez, todos los agujeros negros encontrados hasta ahora en nuestro universo -desde uno microscópico hasta uno supermasivo- pueden ser los últimos accesos a realidades alternas.

Según una nueva y alucinante teoría, un agujero negro es en realidad un túnel entre universos, un tipo de agujero de gusano. La materia que es atraída por el agujero negro no colapsa en un solo punto, como se ha predicho, sino que brota un “agujero blanco” en el otro extremo del negro, según la teoría.

En un artículo publicado recientemente en la revista Physics Letters B, el físico de la Universidad de Indiana, Nikodem Poplawski, presentó novedosos modelos matemáticos del movimiento en espiral de la materia que es atrapada por un agujero negro. De acuerdo a sus ecuaciones, tales “agujeros de gusano” son alternativas viables a las “singularidades del espacio-tiempo” que Albert Einstein predijo que estarían en los centros de los agujeros negros.

Según las ecuaciones de Einstein para la relatividad general, las singularidades se crean cada vez que la materia en una región dada se vuelve demasiado densa, como sucedería en el corazón ultradenso de un agujero negro.

Al inicio…

La noción de agujeros negros como agujeros de gusano podría explicar ciertos misterios en la cosmología moderna. Por ejemplo, la teoría del Big Bang explica que el universo comenzó como una singularidad, una acumulación excesiva de energía, una altísima tensión entre las partículas que formaban ese cúmulo de masa y energía del inicio. Pero los científicos no tienen una explicación satisfactoria de cómo se habría formado tal singularidad en primer lugar.

Si nuestro universo nació por un agujero blanco en lugar de una singularidad, Nikodem Poplawski dice que “resolvería el problema de las singularidades del agujero negro y también la singularidad del Big Bang”.

“También podrían explicar explosiones de rayos gamma, las segundas explosiones más poderosas en el universo después del Big Bang”, añade.

“Algunos de los agujeros negros de nuestro universo giran, y si nuestro universo nació dentro de un agujero negro también giratorio, entonces debería haber heredado la rotación del objeto padre. Si los experimentos futuros comprueban que nuestro universo parece rotar en una dirección específica, sería una evidencia indirecta que respalda la teoría de agujero de gusano de Poplawski.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje