REVOLUCIÓN

En el futuro no editaremos genomas: los imprimiremos

La tecnología de rediseño genético avanza hacia la impresión de genomas, lo que podría ser una nueva revolución industrial, según una investigación que se lleva a cabo en Nueva York.

Jef Boeke lidera un proyecto para crear levadura con un genoma artificial. Foto: NUY School of Medicine
Jef Boeke lidera un proyecto para crear levadura con un genoma artificial. Foto: NUY School of Medicine

Desde hace siglos el humano ha tenido una estrecha relación con el Saccharomyces cerevisiae, el hongo unicelular mejor conocido como levadura de cerveza. A través de la fermentación, los humanos fueron capaces de aprovechar una especie microscópica para todo tipo de fines. Hoy en día, las células de levadura producen etanol e insulina y son el caballo de batalla de los laboratorios de ciencias.

Eso no significa que esta espora no pueda mejorarse, a pesar de que ha demostrado ser funcional. En el Instituto de Genética de Sistemas Langone Health, de la Universidad de Nueva York en Boeke, un equipo internacional de cientos de personas se dedican a sintetizar las 12,5 millones de letras genéticas que componen el genoma de las células de levadura, con el fin de entender cómo modificarlo y cómo lograr, algún día, imprimir uno desde cero.

Según publica el portal Technology Review, lo anterior significa reemplazar gradualmente cada cromosoma de levadura (tiene 16) con ADN fabricado en sintetizadores químicos de laboratorio. A medida que avanzan, los investigadores de la anterior universidad y casi una docena de instituciones están modernizando el genoma de la levadura para permitir a futuros científicos barajar sus genes a voluntad.

Levadura a medida

Según explica Jef Boeke, líder del equipo de investigación en la Universidad de Nueva York, a levadura sintética, llamada Sc2.0, será completamente personalizable.

“En los próximos 10 años, la biología sintética producirá todo tipo de compuestos y materiales con microorganismos”, dice Boeke. “Esperamos que nuestra levadura juegue un papel importante en eso”, añade.

Espera que un día se puedan diseñar rutinariamente genomas en las pantallas de las computadoras. En lugar de diseñar o incluso editar el ADN de un organismo, podría ser más fácil simplemente imprimir una copia nueva. Se pueden imaginar, por ejemplo, algas de diseño que producen combustible, órganos a prueba de enfermedades o incluso resucitar especies se han extinguido, en los casos más ambiciosos que pasan por la imaginación de los especialistas.

Los investigadores han sintetizado previamente las instrucciones genéticas que rigen los comportamientos de los virus y bacterias. Pero las células de levadura son eucarióticas, lo que significa que confinan sus genomas en un núcleo y los agrupan en cromosomas, tal como lo hacen los humanos. Sus genomas son también mucho más grandes y más fáciles de secuenciar.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje