INTELIGENCIA ARTIFICIAL

China quiere hacer chips que agregue inteligencia artificial a cualquier aparato digital

Un chip llamado Thinker podría agregar inteligencia artificial a casi cualquier aparato electrónico, según estos investigadores de una universidad china.

Foto: Instituto de Microelectrónica de la Universidad de Tsinghua
Foto: Instituto de Microelectrónica de la Universidad de Tsinghua

En un laboratorio en la Universidad Tsinghua, en Beijing, un chip de computadora está procesando datos de una cámara cercana, buscando rostros guardados en una base de datos.

Segundos después, el mismo chip, llamado Thinker, está manejando comandos de voz en el idioma chino simplificado. Thinker está diseñado para entender y admitir redes neuronales. Pero lo especial es la poca energía que usa: solo ocho baterías AA son suficientes para alimentarlo durante un año.

Thinker puede adaptar de forma dinámica sus requerimientos informáticos y de memoria para satisfacer las necesidades del software al que está sujeto. Esto es importante ya que muchas aplicaciones de inteligencia artificial (AI, por sus siglas en inglés) en el mundo real -reconocimiento de objetos en imágenes o comprensión del habla humana- requieren una combinación de diferentes tipos de redes neuronales con diferentes números de capas, lo cual deriva en un gasto de energía mayor y en un tamaño más voluminoso del hardware necesitado.

Inteligencia artificial para todo

En diciembre de 2017, se publicó un artículo en el IEEE Journal of Solid-State Circuits que describe el diseño de Thinker y su funcionalidad, algo que la comunidad científica del sector consideró un gran avance.

El chip es solo un ejemplo de una tendencia importante que abarrota el sector tecnológico de China. La industria de semiconductores del país ve una oportunidad única para establecerse en medio de la actual ola de entusiasmo por hardware optimizado para AI. Los chips de computadora son clave para el éxito de AI, por lo que China necesita desarrollar su propia industria de hardware para convertirse en una fuerza real en la tecnología.

A pesar de que China se ha transformado súbitamente en un centro de fabricación de paneles solares y teléfonos inteligentes, la industria de semiconductores del país está muy rezagada respecto de EE.UU.

Entre enero y septiembre de 2017, China gastó 182.800 millones de dólares en circuitos integrados importados de América, un 13,5% más que el año anterior, de acuerdo a datos de la Asociación de Industria de Semiconductores de China. Las principales compañías tecnológicas de EE. UU., Incluidas Google e Intel, así como algunas nuevas empresas, están desarrollando chips para aplicaciones de inteligencia artificial que entrarán a competir directamente con los chinos.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje