SEXUALIDAD MODERNA

Digisexuales, la nueva orientación sexual basada en la tecnología

Hay personas cuya satisfacción sexual se da solamente por medios electrónicos. Estos son los digisexuales y así es su vida sexual.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

La tecnología ya está presente en todas las facetas de nuestra vida: no hay un solo ámbito actual en el que no haya, por lo menos, un aparato tecnológico, algún sistema digital o exposición a la influencia de la tecnología en alguna de sus formas.

Después de ampliar el vocabulario sexual para entender términos como pansexual (aquella persona que no distingue entre géneros para enamorarse), demisexual (una persona que no siente atracción sexual a menos que está relacionada directamente a una fuerte atracción espiritual y emocional) o sapiosexual (aquellos que se enamoran de la inteligencia de otros), ahora hay que aprender a convivir con la digisexualidad.

De acuerdo con un reciente estudio de la Universidad de Manitoba, en Canadá, publicado en la revista Journal of Sexual and Relationship Therapy, el ascenso de esta nueva tendencia sexual ya se puede corroborar y agregar al espectro de la diversidad sexual.

Sexualidad en la era digital

“A medida que las tecnologías sexuales avancen, su adopción crecerá y cada vez más personas llegarán a identificarse como ‘digiexuales’, es decir, personas cuya identidad sexual primaria proviene del uso de la tecnología”, explica el profesor Neil Mccarthur, director del Centro de Ética Profesional y Aplicada de la universidad canadiense antes mencionada.

Según se detalla, los digisexuales formarán intensas conexiones con sus compañeros robots, algo así como enamorarse del asistente Siri de Apple, o el Cortana de Microsoft Windows. En la medida en que la demanda por robots con capacidades de simulación emocional crezca, también aumentará la oferta de productos diseñados con este fin, auguran los especialistas.

Algunas previsiones ya proyectan que el 80% de los trabajos realizados por humanos serán sustituido por máquinas en unas pocas décadas, pero ¿será posible sustituir las relaciones emocionales y sexuales también con robots o sistemas computacionales?

Sociólogos y médicos de todo el mundo están debatiendo sobre las implicaciones morales de darle cabida a la digisexualidad, y en el artículo de la Universidad de Manitoba se detalla que los terapeutas deberán estar preparados para abordar de manera profesional los desafíos y problemas que este tipo de orientación sexual presente.

El estudio concluye que, conforme la era de la digisexualidad comience a generalizarse en todo el mundo, será necesario establecer un marco ético, social y legal para encajar a este colectivo dentro de las sociedades modernas.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje