Imprimir

Fin a la neutralidad de la red: Ahora las empresas controlarán internet

Todos sabían que esto iba a ocurrir, pero el fin de la neutralidad en la red por fin llegó, de la mano de los grandes empresarios de internet y la connivencia del Gobierno de los Estados Unidos.

Foto: Flickr/Backbone Campaign

Foto: Flickr/Backbone Campaign

El presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC), Ajit Pai, anunció el plan para terminar de una vez por todas con la neutralidad en la red y entregar el total control de la web a los proveedores de servicios de internet, como Comcast, AT&T y Verizon, este último cabe destacar, es el último empleador de Pai.

El plan fue titulado con la eufemista frase “Restauración del orden de la libertad en Internet”, y está diseñado para poner fin a lo que desde la FCC llamaron “microadministración” de internet por parte del Gobierno estadounidense, un proyecto que ha sido ampliamente criticado por eliminar protecciones y garantías para el consumidor establecidas por la FCC 2015, durante la administración Obama.

La FCC comunicó que la votación de este proyecto tendrá lugar el próximo 14 de diciembre, y todo indica que será aprobado debido a la diferencia de votos a favor de los republicanos, 3 a 2, versus los demócratas que se oponen.

Aún están activas algunas campañas para salvar el internet gratuito y abierto, como la web www.battleforthenet.com pero no todos comprenden de qué se trata el fin de la neutralidad en la web, por lo que explicamos de qué va el problema.

Velocidad lenta selectiva

Los proveedores de internet podrán escoger en cuáles páginas podrás navegar rápido, y en cuales lenta. Por ejemplo, si usas un navegador “A” que tenga un convenio con un proveedor de servicios de internet, todas las páginas relacionadas a estas empresas te cargarán rápido y sin problema, mientras que las de un navegador “B” se te limitarán a la velocidad mínima o, hasta quizás, ni siquiera te abran.

Empresas estadounidenses como Comcast y Verizon son dueñas de medios: Comcast por ejemplo es propietaria de NBC, y Verizon posee Yahoo y AOL. El fin de la neutralidad en la web les daría la libertad de bloquear contenido de la competencia o que les resulte amenazante a sus modelos de negocio.

También podrán dividir el internet en “carriles lentos” y “carriles rápidos”, y cobrar a las compañías tarifas aún más altas para tener una velocidad de acceso más alta. Para micro, pequeñas y medianas empresas que no puedan pagar de más, esto podría ser una sentencia de muerte o una gran limitante para desarrollarse y crecer.

Incluso, a grandes empresas como Netflix o Amazon Prime se les puede exigir pagar altísimas sumas adicionales de dinero por usar el internet para lucrar, y si estas se rehúsan a pagar más, esto daría como resultado velocidades de transmisión mucho más lentas que las actuales para las series o películas que ves actualmente en tu computadora.

Aumentos de precios de servicios en línea

Si empresas como Netflix tienen que pagar altas sumas adicionales para seguir funcionando, no cabe duda de que eso se trasladará a los consumidores. Esto aplicaría en todos los servicios de streaming como Spotify, Apple Music, Hulu, HBO Now, y otros, así como a los almacenamientos en la nube y otros servicios que contrates por internet.

Los videojuegos también se podrían ver afectados por el fin de la neutralidad en la red. Muchos de ellos hoy en día se juegan usando servicios en línea de las compañías o plataformas que las fabrican, y se usan servicios de streaming y almacenamiento de datos en la nube.

Paquetes de internet al estilo televisión por cable

Miles y miles de personas hoy abandonan los servicios de televisión por cable, porque nadie quiere firmar contratos por años para obtener cientos de canales que poca gente o nadie ve. Acabar con la neutralidad en la web podría trasladar este tipo de prácticas por “paquete” a los servicios de conectividad web, lo que obligaría a los usuarios a escoger entre distintos paquetes escalonados, dependiendo de lo que puedan pagar y lo que necesiten.

Podrías optar por un paquete de internet sumamente lento, pero barato, con el que difícilmente podrás mirar vídeos en YouTube en HD, o uno bastante rápido que te permitirá gozar de una velocidad decente, pero cuyo precio será astronómicamente alto respecto a los actuales.

Estos temas te pueden interesar:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión