ARDIENTE

Una cámara sobrevivió a un baño de lava ardiente

Este vídeo accidental podría resultar una de las mejores campañas publicitarias para la marca de cámaras GoPro, luego de que un turista dejara accidentalmente una cámara en el camino de lava que venía bajando del cráter de un volcán de Hawaii.

Este tipo de cámaras se han vuelto populares entre los fanáticos de los deportes extremos, y ahora sí que le hizo honor a lo de “extremo” al sobrevivir a un baño de lava ardiente que estaba cayendo ladera abajo en un volcán de Hawaii.

El guía turístico Erik Storm, de una agencia local que visita este tipo de atracciones, estaba en filmando con su cámara GoPro cómo fluía la incandescente roca fundida, uno de los principales atractivos del volcán, pero se distrajo y no se dio cuenta que el dispositivo estaba siendo abrazado por lava caliente a miles de grados centígrados.

Mientras conversaba y explicaba datos del lugar a un grupo de turistas, la cámara terminó totalmente quemada, a lo que Erik reaccionó tarde y pensó que esta había quedado totalmente destruida.

A prueba de fuego

Al llegar a su casa, resignado a comprar una cámara nueva, el joven se dispuso a extraer la tarjeta SD donde se almacenan los vídeos filmados. Para su sorpresa, esta estaba en buen estado y pudo salvar el espectacular material.

En este se ve cómo la lava se acerca hasta la cámara y, en un momento dado, se ven llamas y humo, y el lente queda totalmente tapado. Sorprendentemente, el dispositivo nunca dejó de filmar y se logra ver incluso el momento en que el guía la rescata.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje