CALIDAD DE VIDA

Nueva pulsera detectará un ataque de epilepsia antes de que ocurra

Un novedoso dispositivo ayudará a las personas con epilepsia a tomar previsiones unos instantes antes de que sufran una convulsión.

Estas bandas de goma avisan a otras personas que quien la porta padece epilepsia, en caso de presentarse un episodio. Foto: Wikimedia Commons
Estas bandas de goma avisan a otras personas que quien la porta padece epilepsia, en caso de presentarse un episodio. Foto: Wikimedia Commons

En una nueva investigación, publicada en la revista especializada Epilepsy, de la Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE), se da cuenta de un nuevo dispositivo que, con solo portarlo en la muñeca, se puede mejorar la detección y reconocimiento de convulsiones que sufren personas con epilepsia.

La pulsera en cuestión es eficiente en la detección de eventuales muertes súbitas producto de convulsiones epilépticas, la causa más común de fallecimiento por este padecimiento neurodegenerativo, y muchas veces ocurre de noche mientras se duerme.

Un episodio de convulsiones epilépticas puede ser controlado por medio de la video-electroencefalograma, un sistema complejo de monitoreo solo disponible en clínicas u hospitales. Llevar un registro de los recientes ataques para poder predecir el siguiente y su intensidad parece ser la herramienta más a manos para pacientes y cuidadores, aunque a menudo el método es inexacto.

Revolucionario

Un grupo de científicos internacional, liderados por Giulia Regalia y Francesco Onorati, de Empatica Inc. en Milán, Italia y Cambridge, Massachusetts, llevaron adelante los estudios que derivaron en la creación de las pulseras de detección.

Por medio de la actividad electrodérmica (en la piel) y señales de acelerómetro, que generalmente muestran cambios marcados al comienzo de los episodios convulsivos, obteniendo 5.928 horas de datos de 69 pacientes, incluidos 55 ataques epilépticos convulsivos de 22 pacientes.

Las pulseras lograron dar aviso de las convulsiones en el 95% de los casos, y mantuvieron una tasa de falsas alarmas baja: solo una alarma cada cuatro días fue errónea.

Además de detectar los episodios con antelación, el método usado reveló características de las convulsiones que dan nueva información a los científicos para seguir entendiendo mejor cómo tratar la epilepsia.

“El presente trabajo proporciona mejoras significativas para la detección convulsiva de convulsiones tanto en entornos clínicos como ambulatorios de la vida real”, declaró a la revista la Dra. Regalia. “Las convulsiones exactas cuentan con alertas en tiempo real para los cuidadores, lo que permite una aplicación temprana de la ayuda, que puede proteger contra el riesgo de muerte súbita inesperada por epilepsia (SUDEP)”. Señaló que los detectores de pulseras no requieren que los cuidadores estén cerca de los pacientes de forma continua, lo que podría mejorar significativamente la calidad de vida de los pacientes y los cuidadores.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje