TECNOLOGÍA QUE AYUDA

Nuevo sistema lleva la comida hasta la boca por medio de levitación; será de gran ayuda a personas discapacitadas

Algo tan simple como llevarse una cucharada de comida a la boca puede ser absolutamente imposible para personas que tienen tienen parálisis en sus brazos, o aquellos que han sufrido amputación accidental, por ejemplo. Este nuevo sistema podría ayudar a estas personas a tener una mejor calidad de vida.

Un reciente invento podría ser de gran ayuda a personas que tienen discapacidad motora en sus brazos, o que por accidente han perdido alguno de estos. Se trata de TastyFloats, un sistema desarrollado por científicos de la Universidad de Sussex, Reino Unido, que hace las suertes de “delivery” flotante de comida hasta la boca.

TastyFloats utiliza la flotación ultrasónica, una suerte de levitación, para mover cúmulos de comida de un punto a otro. Basta con instalar dos matrices escalonadas de transductores ultrasónicos de bajo coste, colocados uno contra otro, formando una onda estática entre ellas. Los científicos han logrado hacer flotar pequeñas cantidades de líquidos y sólidos para transportarlas por el aire.

Mediante calibraciones, es posible mover objetos en tres dimenciones, tirando o empujando los contenidos entre las matrices.

Retos a enfrentar

Este sistema aún tiene algunos contras. El Ultrasonido emite calor a cualquier cosa que esté levitando entre las ondas causando, por ejemplo, que los alcoholes se evaporen. las materias de alta densidad (como los quesos) requieren más poder para flotar que las de menor densidad, como el agua.

Los especialistas también trabajan en lograr una calibración para adaptarse directamente a los distintos tipos de comidas y sus respectivos pesos y densidades, para controlar apropiadamente sus trayectorias, de modo que “aterricen” directamente en la boca de una persona.

Infinidad de aplicaciones

Al mismo tiempo que TastyFloats puede ser un sistema de gran ayuda para ciertas personas, las aplicaciones más bien superfluas empiezan a saltar a la vista, como oportunidades de negocio.

Los científicos tratan también de entender cuánto y cómo cambia nuestra percepción de la comida si esta es reducida a un bocado aislado que puede ser puesto en tu boca sin la intervención de ningún otro artículo externo con una exactitud sin precedentes.

Probaron con todos los sabores: la diferencia más significativa entre sabores levitantes y no levitantes fue en intensidad. Lo dulce sabe más intenso y reconocible, mientras que lo amargo resulta más difícil de distinguir.

Otros usos posibles son un poco más descabellados: piensan usarlo, por ejemplo, en el cine (lo que se conoce como Edible Cinema, o Cine Comestible), instalándose en el asiento delantero para enviar comida a la boca del espectador de forma sincronizada con las películas, generando una experiencia multisensorial.

También en sistemas de catering, o de comida tipo buffet, TastyFloats podría acomodar la comida que el cliente quiera en el orden que se desee.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje