LIMPIANDO EL PATIO

Gigantesca “lámina” limpiará la órbita terrestre de basura espacial

Decenas de millones de piezas de basura espacial giran sin control y a grandes velocidades alrededor de la Tierra. Hay que hacer algo ya.

Dispositivo Brane Craft. Foto: NASA
Dispositivo Brane Craft. Foto: NASA

Según datos de la NASA, más de 100.000 piezas de basura espacial de entre 1 y 10 centímetros orbitan al planeta Tierra. Además, decenas de millones de pedazos de menos de 1 centímetro giran sin parar, siendo potenciales peligros para los satélites y naves que realizan misiones espaciales que pueden ser impactados por estos proyectiles a miles de kilómetros de velocidad.

La mayoría se encuentran en la órbita terrestre baja, en la cual transita la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), por lo que la Agencia Espacial Estadounidense decidió destinar recursos para un interesante proyecto de limpieza.

El proyecto, llamado Brane Craft y desarrollado por la firma californiana Aerospace Croporation, consiste en que varias láminas de unos 90 centímetros de envergadura, acopladas entre sí a forma de enjambre, capturen toda la basura flotante. Estas láminas tienen un grosor de la mitad de un cabello humano, y envuelven los escombros arrastrándolos de vuelta a la atmósfera, en la cual arderán por la fricción con los gases que la componen.

La mayoría de la basura espacial se encuentra en la trayectoria de la ISS. Foto: NASA
La mayoría de la basura espacial se encuentra en la trayectoria de la ISS. Foto: NASA

Ligero pero efectivo

El equipamiento es liviano y fácil de transportar, lo que reduce el consumo de combustible en las naves que lo transportan. Su funcionamiento se alimenta de células solares ultrafinas, por lo que su uso podrá ser constante y su costo operativo realmente bajo.

“Tiene que ser a prueba de balas, porque una partícula de 5 micras de diámetro puede penetrar la hoja estructural principal, que tiene sólo 10 micrones de espesor”, explicó Siegfried Janson, investigador de Aerospace Corporation al portal seeker.comy dijo que su ligereza hace que sean fáciles de proteger sus componentes electrónicos de la radiación y hasta de los micrometeoritos.

En el caso de que uno de los dispositivos sea golpeado por un proyectil, solamente el pequeño panel golpeado dejará de funcionar, y es ahí donde radica la ventaja de que esté construido en forma de enjambre. Todos los demás pequeños paneles son independientes entre sí, y todo el aparato en general no se verá comprometido.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje