Imprimir

El mp3 morira para darle paso a nuevos formatos de audio

Todos tenemos algún álbum -comprado o pirateado- en mp3, pero los creadores del formato de audio comprimido pretenden darle paso a otros de mejor calidad como el WAV, el AIFF o el AAC.

Antes de la proliferación de los teléfonos inteligentes, era usual tener un reproductor de mp3. Foto: Pixabay

Antes de la proliferación de los teléfonos inteligentes, era usual tener un reproductor de mp3. Foto: Pixabay

Es seguro que no le creíste a tu amigo que te mostró un CD diciéndote, “descubrí como meter 150 canciones en vez de 10 en este disco”. Se trataba del descubrimiento de mp3, abreviatura del MPEG-2 Audio Layer III.

Pues bien, se anunció esta semana que poco a poco irán desapareciendo los archivos en mp3, un formato de audio en baja y mediana calidad que fuera creado en 1993 por el instituto Fraunhofer-Gesellschaft, de Alemania.

Aunque plataformas de compra digital de música, como iTunes Store, Google Play Music o Spotify ya ofrecen compras de archivos en formatos como WAV, AIFF o AAC, que no han sido comprimidos y son 99% fieles a los fonogramas originales, también algunos permiten descargar álbumes en mp3, que requieren hasta diez veces menos espacio en disco duro, pero cuya calidad es notablemente menor.

El hecho de que los creadores de mp3 sean los que deciden directamente su jubilación, no quiere decir que tus archivos no servirán más: lo que ocurrirá será un cambio de tendencia, tras el que los creadores de contenidos de audio empezarán a migrar sus bases de datos a otros formatos de mejor calidad ya existentes, o los nuevos que se inventen que ofrezcan un gran sonido con poca compresión, sin que pesen decenas de Megabytes.

Nuevos estándares

El propósito del Fraunhofer ya está más que definido: le darán su espaldarazo al formato AAC (Advanced Audio Coding). Según ellos, este será el nuevo estándar de las industrias afines, ya que es capaz de ofrecer una calidad superior al mp3 y puede ser usado en aplicaciones en las que su antecesor no podía intervenir, como el track de audio de un vídeo, o emisiones en tiempo real por streaming.

El AAC puede ser usado en archivos de vídeo como m4v, mp4, y mov, entre otros, y ya es el formato oficial de Apple para sus iPods y la plataforma iTunes, mientras que aplicaciones como Ahead Nero, Winamp y Nintendo DSi están empezando a migrar de forma completa su soporte a este.

Antes existió el OGG (y después el OGG Vorbis), un formato contenedor libre y abierto, desarrollado y mantenido por la fundación Xiph.Org que no está restringido por las patentes de software. puede multiplexar varios flujos independientes para audio, vídeo, texto (como subtítulos) y metadatos.

Ya que es un formato de código abierto, a la industria discográfica y las plataformas de streaming nunca le gustó mucho, porque no tenían control sobre los derechos de autor de los fonogramas que se reproducían en OGG.

En cambio, en el AAC, se podrán agregar datos para la protección derechos de autor, así que aquellos archivos de audio sin autorización, que tengan protección anticopia no funcionarán en AAC. Por ejemplo, si compras una canción en iTunes en AAC, solamente podrás reproducirla en dispositivos de Apple o en el software iTunes, y si lo pones en una consola de Nintendo, este no funcionará.

Veremos si estamos preparados como consumidores a renunciar al mp3 y a la libertad de compartir música sin restricciones, y la industria de ofrecernos todas las opciones para poder consumir tranquilamente, y que se detenga la piratería de una vez por todas.

Leer más sobre:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión