*

Jueves 24 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Chelonoidis Abingdoni

    “Solitario George”: clonarán el ADN de la última tortuga de su especie

    La muerte de “Solitario George”, la última tortuga gigante de la especie Chelonoidis Abingdoni, que muriera en la Isla Santa Cruz en el arhipiélago ecuatoriano de Galápagos, dejó a la ciencia ante la posibilidad por primera vez en la historia de preservar artificialmente una variedad animal.

    Martes 26 de junio de 2012 | 13:00

    "Solitario George"

    Mientras el Parque Nacional Galápagos ha anunciado que la tortuga, un ícono del archipiélago que tenía unos 100 años, será sometida a una autopsia para saber porqué murió tan jóven, en tanto los de su especie duraban hasta 200 años: luego se planea embalsamar los restos y colocarlos en el museo.

    Sin descendencia conocida habrá que clonarlo

    Durante décadas los zoólogos intentaron que “Solitario George” se acoplara a otra tortuga para evitar la pérdida de la especie: la única vez que ocurrió los huevos de la hembra resultaron infértiles. Toda otra perspectiva falló también.

    Así y todo el resultado que se esperaba no sería tampoco de la especie, sino un híbrido ya que no se conocen hembras de la variedad del fallecido George.

    Sin embargo los científicos ya han reservado trozos importantes de material genético de la tortuga, con la expectativa de su posible clonación, algo que no resultaría imposible dado el avance de la especialidad, pero que no se ha practicado en quelonios de este tipo.

    Las características diferenciales de las “Chelonoides Abingdoni”, eran importantes para la ciencia a fin de estudiar porqué habitaban solamente la isla Pinta de las Galápagos, generando una diferencia biológica pese a que el hábitat era absolutamente similar al de los vecinos. Como tortugas terrestres sin embargo nunca conocieron a sus parientes del resto del archipiélago.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario