Imprimir

Faltan 35.000 uruguayos donantes para contar con la sangre necesaria

“Un donante salva cuatro vidas porque de un volumen de sangre podemos obtener cuatro tipos diferentes de hemocomponentes y, como consecuencia de ello, podemos tratar a cuatro tipos de pacientes con distintas patologías”, afirmó la representante del departamento de promoción del Servicio Nacional de Sangre, la licenciada en enfermería María Cristina Sartori. Una nueva campaña de sensibilización comenzará la próxima semana en distintos medios de comunicación como forma de captar e informar sobre la importancia de ser un donante en nuestro país. La profesional informó que hoy en Uruguay unas 85.000 personas son donantes voluntarios de sangre, pero según las estimaciones del instituto se necesitan unos 120.000 donantes para que el servicio de sangre no se encuentre en déficit.

“Para que haya sangre suficiente, bastaría con obtener 50 donaciones por cada 1.000 habitantes al año, con lo que si cada donante diera dos veces al año, sería suficiente con que 2,5% de la población fuera donante”, explicó la profesional, que agregó que la labor de las instituciones que trabajan de forma solidaria con este cometido es conseguir esta cifra de donantes, “en vez de intentar que a unos pocos se les extraiga muchas veces”.

La campaña en los medios se enmarca en el Día Nacional del Donante Voluntario, que nuestro país celebrará el 12 de noviembre con una actividad frente al anexo del Palacio Legislativo en la que se espera la concurrencia de unas cuatrocientas personas que formarán “un gran molinete humano” que irá acompañado con el eslogan que identificará la movida, “Un donante salva cuatro vidas, la sangre es vida, hacela circular”. Sartori indicó que en la actualidad ya no se habla más de donación altruista sino que el término que se utiliza es el de “donación comprometida”, que es el “compromiso que asume la persona sana de donar a quien lo necesita”. En ese sentido una de las estrategias que este servicio ha comenzado a aplicar desde hace un tiempo es la creación de un seguro de sangre que se le brinda a la población al ser donante voluntario. Consiste en que la persona además de ser un donante para él, también lo será para los integrantes de su familia que quieran ser beneficiarios con el sistema. Este seguro es trabajado en la actualidad a través de grupos y organizaciones solidarias. El servicio es utilizado cuando alguien precisa apoyo tanto en cantidad como en grupo de sangre.

“Esta herramienta ha sido una motivación importante para las personas que se han acercado al servicio. Se ha creado un sentimiento de pertenencia tan fuerte con respecto al servicio y a la comunidad que estamos seguros de que si este seguro de sangre no existiera, la gente seguiría donando en forma altruista”.

No obstante, indicó esta semana en la Comisión de Salud del Senado que aún se está pendiente de una campaña de educación. “La gente tiene miedo a donar, tiene miedo a lo desconocido. Somos responsables y sabemos que no estamos cumpliendo con la etapa educativa y de sensibilización”, señaló.

CIFRA

50

Donaciones. Son las que se necesitan cada 1.000

habitantes.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión