APRENDIERON

Los mosquitos de la malaria detectan el insecticida con sus patas

Una investigación encontró que los mosquitos usan proteínas en sus patas para detectar compuestos venenosos de los insecticidas.

Un ejemplar del Anopheles gambiae. Foto: Pixnio
Un ejemplar del Anopheles gambiae. Foto: Pixnio

Científicos de la Escuela de Medicina Tropical de Liverpool (LSTM, por sus siglas en inglés) han descubierto que dos especies de mosquitos portadores de la malaria pueden identificar insecticidas con sus patas. Los estudios genéticos de los mosquitos de África occidental Anopheles gambiae y Anopheles coluzzii muestran que las proteínas de unión en las patas de los insectos les ayudan a evitar trampas que han sido tratadas con productos químicos tóxicos para mosquitos.

Desde que el Anopheles fue identificado como el culpable de la propagación del mortal parásito de la malaria, los científicos han emprendido una guerra de décadas tratando de encontrar insecticidas eficaces y ambientalmente seguros contra estos insectos, que lamentablemente continúan desarrollando resistencia a ellos.

El equipo de científicos tomó ejemplares de Anopheles y silenció parcialmente el gen que les permite expresar la proteína SAP2, lo que resultó en una restauración de la susceptibilidad a los piretroides, que es la clase de insecticidas utilizados en muchos productos insecticidas. Por el contrario, cuando los investigadores elevaron la proteína en las poblaciones de mosquitos, mostraron una mayor resistencia a los insecticidas piretroides.

Resistencia

Según el LSTM, el aumento de la resistencia a los insecticidas entre las poblaciones de mosquitos ha llevado a la introducción de mosquiteros tratados con insecticidas que contienen un químico llamado butóxido de piperonilo (PBO), así como insecticidas piretroides.

El PBO apunta a lo que alguna vez fue uno de los mecanismos de resistencia más potentes, pero los mosquitos continúan desarrollando otros nuevos, y los investigadores dicen que su nuevo descubrimiento podría ayudar a identificar posibles nuevas susceptibilidades.

“Los mosquiteros tratados con insecticida de larga duración siguen siendo una de las intervenciones clave en el control de la malaria”, dice Hillary Ranson, científica del LSTM. “Es vital que comprendamos y mitiguemos la resistencia dentro de las poblaciones de mosquitos para garantizar que no se reviertan las reducciones dramáticas en las tasas de enfermedades en décadas anteriores”, advirtió.

“Este mecanismo de resistencia recientemente descubierto podría proporcionarnos un objetivo importante para el desarrollo de insecticidas y de nuevos compuestos capaces de bloquear la resistencia a los piretroides y prevenir la propagación de la malaria”, concluyó.

La investigación fue publicada en Nature .

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje