ALACENA RADIOACTIVA

¿Son radioactivas las bananas?

Los defensores de la energía nuclear aseguran falsamente que una persona obtiene una mayor dosis de radiación al comer una banana que por estar al lado de una planta de energía nuclear. ¿Es cierto que las bananas son radioactivas? Te contamos acá.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Sí, es cierto que las bananas y los plátanos son naturalmente radioactivos, hay que entender algunos datos antes de creerse que pueden ser peligrosos para el organismo.

¿Por qué son radiactivas las bananas?

las frutas de la planta Musa × paradisiaca, o sea las bananas, son ricas en potasio (símbolo químico K), y una pequeña fracción de ese potasio natural es de hecho radiactivo, aproximadamente una centésima del 1% (unas 120 partes por millón).

La variedad radiactiva de potasio es potasio-40 (K-40, 0.012% del total del potasio de una banan). Las variedades no radiactivas mucho más abundantes de el potasio encontrado en el cuerpo es potasio-39 (K-39, 93% del total de K) y potasio-41 (K-41, 7% del total de K). Estos porcentajes son los mismos en todo el mundo, no tiene nada que ver si comes una banana sembrada en Brasil, Ecuador, Centroamérica o algún país asiático.

Cada poquito de potasio natural tiene las mismas tres variedades en los mismos porcentajes exactos.

Dado que los cuerpos de todos los animales, incluidos los humanos, requieren potasio para funcionan correctamente, todos los animales, incluidos los humanos, son ligeramente radiactivos. Eso es un hecho durante toda nuestras vidas, desde que nacemos hasta que morimos.

¿Comer bananas te expone a la radiación?

La banana y el plátano promedio contienen aproximadamente medio gramo de potasio. El K-40 en dicha banana tendrá unos 15 becquerels de radiactividad.

Sin embargo, comer esa misma banana no se suma a la dosis de radiación anual del ser humano que se lo come.

Eso es porque el cuerpo ya tiene una gran cantidad de potasio “natural” (incluyendo K-40, que es inevitable), y cualquier nuevo potasio “natural” ingerido es equilibrado mediante la eliminación de una cantidad comparable de potasio “natural” a fin de mantener la homeostasis del cuerpo.

Según una publicación de Oak Ridge Associated Universities, “el cuerpo humano mantiene un control homeostático relativamente estricto sobre los niveles de potasio. Esto significa que el consumo de alimentos que contienen grandes cantidades de potasio no aumentarán el potasio circulante en el organismo”.

Como tal, comer alimentos como las bananas, que sí bien son micrométricamente radioactivas, no aumentan la dosis de radiación anual.

Eso no significa que uno pueda ir por ahí comiendo potasio K-40 de otras fuentes, como el potasio enriquecido con fines industriales.

Otros productos alimenticios tienen potasio, como por ejemplo la pasta de tomate concentrada, las lentejas, la palta, la papaya o los garbanzos.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje