RELAJANTE

Estudio: escuchar música relajante antes de una cirugía podría ser un buen calmante

Un nuevo estudio norteamericano destacó el efecto positivo que tiene en los pacientes escuchar antes de una cirugía "la canción más relajante del mundo".

Estudio: escuchar música relajante antes de una cirugía podría ser un buen calmante. Foto: Pixabay
Estudio: escuchar música relajante antes de una cirugía podría ser un buen calmante. Foto: Pixabay

Escuchar la “canción más relajante del mundo” antes de una operación podría calmar los nervios de los pacientes tanto como un medicamento, según una nueva investigación de la Universidad de Pennsylvania, Estados Unidos.

El estudio se realizó con una canción escrita específicamente para reducir la ansiedad, la presión arterial y el ritmo cardíaco, la cual tuvo muy buenos resultados como un sedante en la muestra de 157 personas.

Los autores de la investigación, que fue publicada en el semanario especializado BMJ Journal, reconocieron que los pacientes dijeron que hubieran preferido elegir su propia música, y ahora quieren examinar los efectos en los resultados ante otros tipos de música y otras formas de reproducción.

En esta oportunidad a los participantes se los dividió en dos y a un grupo de 80 se les administró el sedante midazolam, mientras que a los otros 77 se les puso la canción “Weightless” (Ingrávido), de la banda británica Marconi Union, durante tres minutos por auriculares, mientras se les inyectaba un anestésico para dormir una parte del cuerpo.

La canción fue compuesta en colaboración con terapistas del sonido para que ayudara a reducir el ritmo cardíaco, la presión arterial y los niveles de una hormona del estrés cortisol de los pacientes.

Resultados

Como resultado observaron que la ansiedad de los pacientes que escucharon la canción se redujo a los mismos niveles que el grupo que recibió el fármaco.

Según explican los especialistas sentir ansiedad antes de la cirugía puede afectar la recuperación postoperatoria debido a las hormonas de estrés que se producen en el cuerpo.

Los autores de la investigación resaltaron que los fármacos que reducen la ansiedad pueden tener efectos secundarios y necesitan estar monitoreados constantemente por los médicos, mientras que la música medicinal es “virtualmente inofensiva y económica”.

“La música enciende la región emocional del cerebro, el sistema de recompensa y los senderos del placer”, dijo doctora Veena Graff, profesora asistente de anestesiología y cuidado crítico de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pennsylvania.

“Eso significa que los pacientes pueden ocupar su propio mundo, sentirse cómodos y tener completo control”, agregó.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje