ESTUDIO

Los estudiantes adolescentes se benefician si las clases no empiezan muy temprano

Cuando las clases comienzan más tarde en la mañana, y los adolescentes duermen más, están más alertas durante todo el día, según un nuevo estudio norteamericano.

Los estudiantes adolescentes se benefician si las clases no empiezan muy temprano
Los estudiantes adolescentes se benefician si las clases no empiezan muy temprano

Entrar una hora más tarde a clase podría ayudar a los adolescentes a estar más alertas a lo largo del día, según sugiere un nuevo estudio realizado en Estados Unidos y publicado en la revista Sleep.

El trabajo se basa en los cambios aplicados por el Distrito Escolar de Cherry Creek en Greenwood Village, Colorado, Estados Unidos, en 2017 que pasaron la hora de inicio de las 8 a.m. a las 8:50 a.m. para sus estudiantes de escuela intermedia, y de 7:10 a.m. a 8:20 a.m. para sus estudiantes de escuela secundaria.

Es decir que los estudiantes de la escuela intermedia obtuvieron 31 minutos más de sueño, mientras que los de secundaria durmieron 48 minutos más.

“Los cambios biológicos en el ritmo circadiano (el reloj interno) durante la pubertad evitan que los adolescentes se queden dormidos a una hora suficientemente temprana como para dormir lo suficiente cuando tienen que comenzar la escuela a una hora temprana”, explicó la líder del estudio, Lisa Meltzer, profesora asociada de pediatría de National Jewish Health, en Denver.

Desde la Academia Americana de Medicina del Sueño (American Academy of Sleep Medicine) consideraron que “este estudio ofrece un respaldo adicional a la idea de que retrasar la hora de inicio de la intermedia y la secundaria resulta en que los adolescentes tengan un sueño de mayor duración, debido a que pueden despertarse más tarde”.

Las observaciones

Como parte del trabajo más de 150,000 estudiantes completaron encuestas en línea sobre sus hábitos de sueño antes y después de la nueva hora de inicio.

Además de dormir más, los estudiantes dijeron que estaban más alertas para hacer la tarea.
Previo al cambio un 46% de los estudiantes de intermedia y un 71% de los estudiantes de secundaria dijeron que estaban demasiado cansados para hacer la tarea. Luego de esto el porcentaje se redujo a 35 y un 56%, respectivamente.

Los investigadores observaron que las puntuaciones académicas también aumentaron cuando los estudiantes dormían más.

“Los hallazgos del estudio son importantes, porque dormir lo suficiente es esencial para el desarrollo, la salud física, el estado de ánimo y el éxito académico de los adolescentes”, dijo Meltzer.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje