ESTUDIO

Consumo de jugo de tomate puede ayudar a controlar la presión arterial

Científicos japoneses encontraron que el jugo de tomate baja la tensión y el colesterol.

Consumo de jugo de tomate puede ayudar a controlar la presión arterial
Consumo de jugo de tomate puede ayudar a controlar la presión arterial

Un estudio llevado a cabo en Japón constató que consumir jugo de tomate natural a diario ayudaría a reducir el riesgo de problemas cardiovasculares, específicamente la presión arterial y los niveles de colesterol.

Las enfermedades cardiovasculares son una de las principales causas de muerte en el mundo y hay varios factores que influyen en ellas como el colesterol alto, la hipertensión, ser fumador, el consumo alcohol en exceso, ser sedentario, tener sobrepeso u obesidad, tener una mala alimentación o diabetes, por lo que intentar trabajar en ellos puede ayudar a prevenir su aparición.

La nueva investigación llevada a cabo por la Universidad Médica de Tokio fue publicada en la revista Food Science & Nutrition y trabajó con 481 participantes que durante un año consumieron aproximadamente 215 ml. (poco menos de una taza) de jugo de tomate por día.

La cualidad que tenían que presentar aquellas personas que quisiesen participar en el estudio era estar en riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, es decir padecer de hipertensión, diabetes, colesterol, etc.

Los investigadores midieron los niveles de presión arterial, triglicéridos, colesterol y glucosa en ayuno de cada uno de los participantes al inicio y al final del estudio.

Resultados

Como resultado encontraron que los 94 participantes que tenían hipertensión al inicio de la prueba redujeron su presión arterial sistólica de 141 a 137 milímetros de mercurio (mm Hg) y diastólica de 83 a 81, una variación que fue similar tanto en hombres como en mujeres de todas las edades.

En cuanto a los 62 participantes con tolerancia a la glucosa deficiente no tratada no se registraron “mejoras significativas”.

En un grupo de 127 participantes con niveles anormales de lípidos en la sangre, no hubo cambios en el colesterol “bueno”, pero si se observó una caída significativa en el nivel de colesterol “malo”.

“Este estudio es el primero en investigar los efectos del tomate (o de sus productos) sobre los marcadores de riesgo de enfermedad cardiovascular durante el transcurso de un año en una población con un rango de edad variado”, expresaron los investigadores.

“El tomate contiene una variedad de compuestos bioactivos, como carotenoide, vitamina A, calcio y ácido gamma-aminobutírico, que pueden desempeñar un papel en el mantenimiento de la salud física y psicológica, incluida la prevención de enfermedades cardiovasculares”, agregaron, al tiempo que reconocieron que hace falta más estudios para comprobar estas asociaciones.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje