ESTUDIO

El estrés se contagia de los humanos a los perros

Un nuevo estudio publicado en Scientific Reports sugiere que los perros reflejan los niveles de estrés de sus dueños.

El estrés se contagia de los humanos a los perros
El estrés se contagia de los humanos a los perros

Los niveles de estrés que los humanos padecen pueden ser “contagiados” a los perros, según un nuevo estudio de la Universidad de Linköping (Suecia), en el que se midió la cantidad de hormona cortisol (hormona del estrés) encontrada en el pelaje de dos razas caninas.

El estudio fue publicado por la revista científica Scientific Reports y fue encabezado por la investigadora Lina Roth. Tras el estudio de 58 perros se demostró que los niveles de cortisol aumentaba en los caninos a medida que lo hacía en los humanos.

La investigación se llevó a cabo durante dos años y las pruebas de cortisol en el pelaje de los perros se realizaron en verano y otoño. Para los autores del estudio el apego emocional entre los humanos y los perros parece ser la clave de este “contagio” de estrés sin importar la época del año.

Roth dijo que los perros son quienes reflejan la cantidad de estrés de sus amos y que esta es la primera prueba de sincronización entre especies a largo plazo.

Si bien la investigación no pudo determinar por qué se da esta sincrinización, los científicos piensan que se debe a la relación emocional que se da entre los perros y los humanos.

El estudio también observó que la relación no funcionaba a la inversa, es decir no se encontraron pruebas de que los perros nerviosos creen dueños nerviosos.

“Al principio, me sorprendió bastante. Pero para el perro, el dueño es una parte bastante importante de la vida cotidiana, mientras que el dueño tiene el resto de su vida ahí fuera”, explicó la líder del estudio.

Los perros hacen bien a sus dueños

Por su parte Stanley Coren, experto en conducta canina y psicólogo emérito de la Universidad de la Columbia Británica, dijo que los resultados de esta investigación respaldan pruebas constantes de que “los perros leen nuestras emociones y responden en consecuencia”.

A su vez explicó que el nuevo estudio no sugiere que las personas con ansiedad no deban adoptar perros, sino todo lo contrario.

La presencia de un perro puede ayudar a que los humanos más alterados se relajen: la Asociación Americana de Trastornos de Ansiedad recomienda adoptar una mascota como posible forma de enfrentarse a los factores estresantes de la vida cotidiana.

Los investigadores del nuevo estudio no midieron los efectos a largo plazo de la ansiedad de un dueño en la salud de su mascota, pero Coren instó a los dueños de mascotas a tener en cuenta su propio comportamiento a la hora de intentar comprender qué les ocurre a ellos.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje