CANNABIS

El CBD podría reducir la abstinencia en adictos a la heroína

Uno de los más importantes componentes psicoactivos del cannabis podría ser el nuevo aliado de aquellas personas que luchan por dejar su adicción a la heroína.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

El cannabidiol (CDB), un componente no psicoactivo del cannabis, está siendo analizado para probar su eficacia a la hora de combatir el síndrome de abstinencia de las personas que sufren adicción a la heroína.

Un nuevo ensayo aleatorizado y controlado con placebo ha investigado si la CDB podría ayudar a reducir las ganas de consumir y la ansiedad en personas con antecedentes de abuso de heroína. Son los primeros pasos de esta investigación a pequeña escala, pero los resultados parecen prometedores hasta el momento.

Publicados esta semana en el American Journal of Psychiatry, los resultados mostraron que las personas con un historial de consumo de heroína habían “reducido significativamente” los antojos y la ansiedad relacionada con la abstinencia de drogas en comparación con el grupo de control. También experimentaron reacciones físicas reducidas en relación al estrés causada por abstinencia, como por ejemplo el aumento de la frecuencia cardíaca y los niveles de cortisol.

Lo mejor de todo: hubo efectos secundarios mínimos. 

El cannabidiol como aliado

Estos hallazgos alentadores sugieren que el CBD podría usarse como parte de los tratamientos para ayudar a prevenir que las personas vuelvan a caer en ciclos de adicción.

“Para abordar la necesidad crítica de nuevas opciones de tratamiento para los millones de personas y familias que están siendo devastadas por esta epidemia, iniciamos este estudio para evaluar el potencial de un cannabinoide no intoxicante para el deseo de consumo y la ansiedad en personas adictas a la heroína”. dijo Yasmin Hurd, autora principal de la investigación y doctora de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, EE.UU.

Para el estudio, reunieron a 42 personas que se abstuvieron de consumir drogas y les asignaron al azar una dosis de CDB (400 miligramos u 800 miligramos por día) o un placebo equivalente. Luego evaluaron su estado mental a muy corto plazo (una hora, dos horas y 24 horas), a corto plazo (tres días consecutivos) y a un plazo ligeramente más largo (siete días después de la última de tres administraciones diarias consecutivas).

Los resultados mostraron que aquellos que recibieron dosis de CBD redujeron significativamente la sensación de necesidad de consumir drogas, experimentaron un nivel de ansiedad bajo al observar imágenes relacionadas con las drogas y tuvieron signos vitales más positivos, como frecuencia cardíaca y presión arterial más controladas en relación con el grupo de control.

Un número creciente de estudios están descubriendo que el CBD podría tener algunos beneficios medicinales reales, especialmente para enfermedades como la depresión, la ansiedad, el insomnio y la epilepsia . Si bien el mecanismo detrás de estas aparentes afirmaciones aún no está perfectamente claro, las investigaciones son prometedoras.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje