MALOS HÁBITOS

Seis mitos sobre el sueño que pueden ser peligrosos para la salud

Entre esos mitos está la creencia de que solo se necesitan cinco horas de sueño o que beber alcohol antes de la hora de dormir ayuda a conciliar el sueño.

Seis mitos sobre el sueño que pueden ser peligrosos para la salud.
Seis mitos sobre el sueño que pueden ser peligrosos para la salud.

Investigadores de la Universidad de Nueva York (NYU), Estados Unidos, realizaron una estudio sobre los “mitos” más comunes relacionados al sueño que muchas personas llevan adelante sin tener en cuenta el riesgo que puede implicar para la salud.

El trabajo fue publicado en la revista científica Sleep Health.

Rebecca Robbins, investigadora postdoctoral en el departamento de salud de la población de Langone Health de la NYU y líder del trabajo recordó que “el sueño es una parte vital de la vida que afecta a la productividad, al estado de ánimo, y a la salud y el bienestar en general”.

“Desmontar los mitos sobre el sueño promueve unos hábitos de sueño más saludables, lo que a su vez promueve una mejor salud en general”, agregó.

Para su trabajo los investigadores revisaron más de 8,000 sitios web para identificar las 20 creencias más comunes sobre el sueño.

¿Cuáles son esos mitos?

Uno de los principales mitos relacionados al sueño es que se puede vivir con menos de cinco horas de sueño, para los investigadores es importante desmontarlo. Para eso recuerdan que no dormir las horas adecuadas puede generar enfermedades cardiovasculares y un descenso en la expectativa de vida y que lo recomendado es descansar entre 7 y 8 horas para el buen funcionamiento del organismo.

“Tenemos evidencia suficiente para demostrar que dormir cinco horas o menos de forma regular aumenta considerablemente el peligro para la salud”, dijo Robbins.

Posponer la alarma es otro de los malos hábitos muy comunes. La investigación señala que muchas personas optan por posponer la alarma 5 o 10 minutos más para poder dormir un poquito más; pero alertan que el tiempo que se demora en levantarse el cuerpo vuelve a dormir, pero lo único que logra es un sueño liviano y de mala calidad.

Los expertos recomiendan salir de la cama ni bien suena y abrir las ventanas para despertarnos con la claridad.

Otro de los mitos es el beneficio de beber alcohol antes de ir a la cama para promover el sueño.

Los investigadores resaltan que existen diferentes estudios referentes a los efectos positivos y negativos de beber alcohol antes de dormir. Robbins aclaró que el consumo de alcohol “puede ayudar a quedarse dormido, pero reduce mucho la calidad del descanso”.

Este tipo de bebidas interfiere con el sueño REM, fundamental en la memoria y el aprendizaje., explicó, al tiempo que puede actuar como diurético y provocar que uno se despierte por la necesidad de ir al baño.

Otra de las cosas no recomendadas por los especialistas, que muchas personas suelen hacer es TV en la cama para ayudar a relajarse.

Los investigadores recuerdan que la televisión, al igual que los dispositivos móviles, emite luz azul, lo que puede retrasar la producción del cuerpo de melatonina, una hormona del sueño.
Robbins también resaltó que lo que se vea también puede influir ya que quizás sea algo que pueda causar insomnio o estrés justo en el momento en que se necesita lo contrario.

El trabajo concluye por otro lado que una de las peores frustraciones que se puede sentir es dar vueltas y vueltas en la cama y no poder dormir, ya que genera impaciencia, por eso recomiendan no insistir sino levantarse y hacer otra cosa hasta sentirnos somnolientos.

“Si nos quedamos en la cama, empezaremos a asociarla con el insomnio. A una persona saludable le toma alrededor de 15 minutos quedarse dormida. Si necesitamos mucho más tiempo, deberíamos salir de la habitación, cambiar de ambiente y hacer algo que no nos exija concentración alguna”, recomendó la autora.

Finalmente piden prestar atención a los ronquidos y dejar de creer que estos siempre son inofensivos.

“Los ronquidos pueden perjudicar el corazón de las mujeres y suelen tomarse en cuenta como una señal de alarma para prevenir complicaciones futuras”, recuerdan los investigadores, una de ellas es la apnea de sueño, un trastorno potencialmente grave ya que causa repetidamente que la respiración se detenga por un momento y vuelva a comenzar.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje