ASOCIACIÓN

¿Pueden los smartphones estar relacionados con el aumento de peso?

Un estudio encontró que el uso alternado del celular y otros dispositivos de medios de comunicación, así como realizar muchas tareas a la vez, puede asociarse a un aumento de peso.

¿Pueden los smartphones estar relacionados con el aumento de peso?. Foto: Pixabay
¿Pueden los smartphones estar relacionados con el aumento de peso?. Foto: Pixabay

Una nueva investigación vuelve a asociar el uso de smartphones alternado con otros dispositivos de medios de comunicación con un aumento de peso.

El trabajo liderado por Richard López, miembro postdoctoral en psicología en la Universidad de Rice, en Houston encontró también que las personas que tenían una costumbre enraizada de hacer muchas tareas a la vez tendían a tener más peso.

Es posible que esos dispositivos estén en realidad cambiando al cerebro, consideró López y precisó que en términos del peso esto podría significar menos autocontrol cuando haya alimentos que engordan disponibles.

Para la investigación los científicos trabajaron con 132 estudiantes, de 18 a 23 años, quienes debieron responder preguntas sobre con qué frecuencia acostumbraban a realizar tareas múltiples de forma simultánea, y qué tan fácilmente se distraían.

Algunas preguntas (por ejemplo, ¿Tiene el impulso de revisar su teléfono mientras habla con otra persona?) fueron diseñadas estrategicamente para detectar un uso compulsivo o inadecuado del teléfono celular.

Como resultado de los cuestionarios observaron que quienes tuvieron puntuaciones más altas en el cuestionario tendían a pesar más que los que tenían unas puntuaciones más bajas, lo que sugiere un posible vínculo entre ambas cosas.

Para profundizar en esa asociación los investigadores sometieron a 72 de los estudiantes a una IRM del cerebro mientras les mostraban una serie de imágenes. Entre las imágenes se incluyeron imágenes de alimentos deliciosos que engordaban.

Según los resultados cuando veían las imágenes de la comida, la actividad aumentaba en la parte del cerebro vinculada con las tentaciones de la comida.

A su vez esos participantes, que también tendían a tener más grasa corporal, pasaban más tiempo en las cafeterías de los campus.

Se necesitan más estudios

Los investigadores resaltan que su trabajo no puede probar que realizar múltiples tareas de forma simultánea haga que una persona engorde, pero López cree que los hallazgos sugieren un vínculo entre la realización de múltiples tareas de forma simultánea y el riesgo de obesidad: la conexión es la parte del cerebro que responde a la tentación.

A su vez el líder del trabajo recordó que los smartphones y las tabletas solo han estado disponibles durante más o menos una década, por lo que es demasiado pronto para comprender todas las repercusiones.

“No sabemos qué efectos están teniendo todas esas conductas sobre la forma en que respondemos a otros aspectos de nuestro medio ambiente”, expresó.

Ahora López y su equipo esperan averiguar si las personas con un autocontrol pobre se distraen fácilmente con la multimedia, o si las personas que hacen múltiples tareas simultáneamente en medios electrónicos son más propensas a perder el autocontrol con el tiempo.

En este momento, “es aconsejable ser consciente de la realización simultánea de varias tareas”, consideró López.

“Que estos distintos dispositivos nos lleven inconscientemente en distintas direcciones probablemente no sea bueno para nosotros, a nivel cognitivo, y podría tener efectos en otras conductas”, concluyó.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje