Solo hay una forma de evitar la resaca (y puede que no te guste)

Después de toda fiesta, reunión o evento en donde se beba más alcohol o licor de la cuenta, viene la temida y despreciable resaca. ¿Cómo detener ese martilleante dolor de cabeza y esa sed voraz? Hay una forma.

 

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Hay todo tipo de teorías extrañas y hasta ridículas sobre cómo evitar una resaca después de una gran fiesta la noche anterior. Desde beber suplemento alimenticio para bebés hasta comer espárragos y tomar mucha agua de golpe; todo eso no solo es falso sino que puede ser incluso peligroso.

Un nuevo estudio dice que ninguno de esos métodos hace mucho para prevenir la resaca. Apunta a la única forma en que puede evitar sentirse absolutamente miserable la mañana después de una noche de consumo excesivo de alcohol: tome menos alcohol. Sí, sabemos que no es una solución muy popular.

Investigadores de los Países Bajos y Canadá examinaron los hábitos de consumo de alcohol de estudiantes universitarios para averiguar si sus métodos para prevenir la resaca eran efectivos. Tomar alimentos grasos o un desayuno pesado, beber agua mientras se bebe alcohol y beber mucha agua antes de irse a la cama eran medidas comunes que los jóvenes pensaban que podían prevenir la resaca.

Algunos informaron que se sentían “ligeramente” mejor después de beber agua antes de acostarse, pero eso no impidió la gravedad de sus resacas. Las cabezas aún palpitaban y sus estómagos aún se sentían molestos y revueltos.

Un viejo mito también asegura que beber cerveza antes del vino podría evitar la resaca, pero resulta ser falso. Otro estudio, este publicado en la revista New Scientist, concluyó que esta absurda idea no tiene ningún beneficio al evitar las consecuencias de una borrachera.

No se sabe qué es

La ciencia difícilmente pueda combatir o curar algo que no entienda a plenitud, y la resaca es uno de esos casos. Los científicos aún no entienden bien a que se debe el cuadro de síntomas que apalean el cuerpo después de una noche de copas y excesos. Antes se creía que la deshidratación era la causal pero ahora se sabe que es solo una de las circunstancias que la propician.

“La investigación ha concluido que no se trata simplemente de deshidratación, sabemos que el sistema inmunológico está involucrado, pero antes de que sepamos qué la causa, es muy poco probable que encontremos una cura efectiva”, explicó el doctor Jorvis Verster, científico de la Universidad de Utrecht en los Países Bajos.

Esto plantea una buena pregunta: ¿qué tan importante es encontrar una cura para esto? Bueno, por ahora que la forma segura de prevenir una resaca es beber menos y lo más probable es que los investigadores esté concentrados en encontrar curas para cosas más complejas y trascendentales como, digamos, el cáncer.

 

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje