DOBLE BENEFICIO

Un corazón saludable reduce el riesgo de diabetes

Un nuevo estudio sugiere que tener hábitos que mantienen saludable el corazón también previenen la diabetes tipo 2.

Un corazón saludable reduce el riesgo de diabetes.
Un corazón saludable reduce el riesgo de diabetes.

Según una nueva investigación, si respetas una serie de pautas para mantener saludable al corazón, podrías disfrutar de otro beneficio: la posibilidad de reducir radicalmente el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

El trabajo llevado a cabo por investigadores de la Universidad Estatal de Ohio y publicado en Diabetologia, la revista de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes, recuerda es mejor prevenir la diabetes tipo 2 que tener que tratarla.

“Las personas sanas deben trabajar para permanecer sanas. Siga las directrices. No avance a un azúcar alto en la sangre para entonces preocuparse sobre detener la diabetes”, dijo el líder del estudio, Dr. Joshua Joseph, endocrinólogo en el Centro Médico Wexner de la universidad, en Columbus, Ohio.

Los investigadores evaluaron la diabetes entre más de 7,700 participantes en un estudio sobre el accidente cerebrovascular.

Para medir la salud cardiaca utilizaron los factores de “Life’s Simple 7″ de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), que tiene en cuenta 7 factores de riesgo cardiovascular que las personas pueden modificar para mejorar la salud de su corazón.

“Para de fumar, Come mejor, Mantente activo, Pierde peso, Controla la presión arterial, Controla el colesterol y Reduce la glucosa en sangre”, son las recomendaciones de la AHA y su herramienta permite evaluar la actividad física, la dieta, el peso, el colesterol, la presión arterial, el azúcar (glucosa) en la sangre y el uso de tabaco.

Doble beneficio

Según los hallazgos los participantes que se encontraban en los rangos recomendados de al menos cuatro de los siete factores de la salud cardiaca tenían un riesgo un 70% más bajo de desarrollar diabetes a lo largo de 10 años.

“Lo interesante fue cuando comparamos a las personas que tenían una glucosa en sangre normal con personas que ya tenían una glucosa en sangre afectada”, señaló Joseph.

“Los que tenían niveles normales que cumplieron cuatro o más factores de las directrices tenían un riesgo un 80% más bajo de desarrollar diabetes. Los que ya eran diabéticos o prediabéticos y cumplían cuatro de los factores no tuvieron un cambio respecto a la reducción en su riesgo de diabetes”, agregó.

Joseph insistió en que las personas deben tomar medidas para prevenir la diabetes antes de estar en riesgo, ya que cuando se diagnostica diabetes, las personas necesitan intervenciones de alta intensidad que se enfocan en la actividad física y la dieta para promover la pérdida de peso, y quizá medicamentos.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje