Dormir menos de 6 horas aumenta riesgo cardiovascular

"Lo ideal es no despertarse por la noche y dormir siete u ocho horas",afirman los investigadores.

Dormir menos de 6 horas aumenta riesgo cardiovascular.
Dormir menos de 6 horas aumenta riesgo cardiovascular.

El buen descanso es tan importante como la actividad física y la alimentación saludable para cuidar al organismo.

Un nuevo estudio señala que además del colesterol alto, la hipertensión, la falta de ejercicio o la obesidad, dormir menos de seis horas al día y/o hacerlo de manera discontinua o superficial aumenta el riesgo de enfermedad del corazón.

La investigación liderada por el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) de España y publicada en The Journal of the American College of Cardiology (JACC), analizó el sueño a una población homogénea de 3.974 personas con una edad media de 46 años y sin problemas anteriores del corazón.

Según observaron los investigadores, quienes duermen menos de seis horas por la noche pueden tener un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular en comparación con aquellas que lo hacen entre siete y ocho horas.

Al igual que quienes tienen un sueño superficial, es decir aquellas que se despiertan en varias ocasiones durante la noche.

“Lo ideal es no despertarse por la noche y dormir siete u ocho horas”

El director general del CNIC, Valentín Fuster, dijo a la agencia Efe que “lo ideal es no despertarse por la noche y dormir siete u ocho horas”.

La falta de sueño y/o su mala calidad eleva el riesgo de aterosclerosis, la acumulación de placas en las arterias de todo el cuerpo, sugieren los investigadores que señalaron que hacen falta más estudios para explicar las causas de la relación.

Para el trabajo los investigadores colocaron durante siete días un pequeño dispositivo, llamado actígrafo, en la cintura de los 3.974 participantes para medir de forma continua la actividad o el movimiento y por lo tanto las características del sueño, además de su duración.

El total de los participantes fue dividido en cuatro grupos: los que dormían menos de seis horas; de seis a siete horas; de siete a ocho horas; y los que dormían más de ocho horas. Los participantes se sometieron además a ecografías cardíacas en 3D y tomografías computarizadas para detectar la presencia de enfermedades cardíacas.

Los resultados mostraron que los participantes que dormían menos de seis horas tenían un 27% más de probabilidades de tener aterosclerosis en todo el organismo, en comparación con los que lo hacían de siete a ocho horas.

Además, aquellos que tenían mala calidad de sueño -con independencia de la duración- tenían un 34% más de probabilidades de acumular placas en las arterias de todo el cuerpo (la calidad se mide por la frecuencia con la que uno se despierta o la repetición de movimientos).

El estudio también sugiere que el sueño excesivo puede estar asociado con un mayor riesgo de aterosclerosis, especialmente en mujeres, señalaron los investigadores a pesar de que quienes durmieron más de ocho horas fue un porcentaje bajo de los participantes.

La nueva investigación reafrima otras anteriores que ya habían demostrado que la falta de sueño aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular al incrementar los factores de riesgo vinculados a esta enfermedad, como los niveles de glucosa, la presión arterial, la inflamación y la obesidad.

A su vez cuantifica las horas y mide la fragmentación o calidad del sueño de los participantes gracias a tecnología puntera y a su aplicación en una población con un promedio de edad de 46 años, que es cuando podría empezar a desarrollarse la enfermedad cardíaca.

Se trata de medir la enfermedad en sus inicios y el sueño es “una alarma como cualquiera de los otros factores de riesgo”, dijo Fuster.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje