INGRESOS

Investigación: La inseguridad laboral podría dañar la salud cardiaca

Según el estudio, llevado a cabo por científicos estadounidenses, perder el trabajo o sufrir una reducción importante en el sueldo podría aumentar drásticamente el riesgo de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular, insuficiencia cardiaca o muerte.

Investigación: La inseguridad laboral podría dañar la salud cardiaca .
Investigación: La inseguridad laboral podría dañar la salud cardiaca .

Una nueva investigación publicada este enero en la revista Circulation reafirma que la inseguridad laboral aumenta el riesgo de ataque cardiaco.

Según el estudio, llevado a cabo por científicos estadounidenses, perder el trabajo o sufrir una reducción importante en el sueldo podría aumentar drásticamente el riesgo de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular, insuficiencia cardiaca o muerte.

Los investigadores observaron que las personas que sufren grandes oscilaciones en los ingresos a lo largo de los años son mucho más propensas a desarrollar una enfermedad cardiaca o a padecer una muerte prematura.

“Encontramos que los individuos en el tercio superior de volatilidad en los ingresos (los individuos con las mayores fluctuaciones en los ingresos) tenían un riesgo de casi el doble de enfermedad cardiovascular y muerte en los 10 años siguientes, en comparación con las personas que tenían la fluctuación de ingresos más baja”, dijo Tali Elfassy, profesora asistente en la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami y líder del trabajo.

Elfassy y su equipo constataron que las personas que tenían los ingresos más volátiles entre 1990 y 2005 fueron poco más del doble de propensas a desarrollar una enfermedad cardiaca, y tenían un 78% más de probabilidades de fallecer de cualquier causa en la década siguiente, en comparación con las personas con los ingresos más estables.

Mientras que las personas que sufrieron dos o más reducciones en los ingresos en ese mismo periodo tenían 2.5 veces más probabilidades de desarrollar una enfermedad cardiaca y un 92% más de probabilidades de morir de cualquier causa, en comparación con aquellas cuyos ingresos nunca se redujeron.

Asociación

El estudio muestra una asociación pero no puede probar que fluctuaciones provocaran los problemas de la salud.

Donna Arnett, expresidenta de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y decana del Colegio de Salud Pública de la Universidad de Kentucky, señaló que los ingresos inestables pueden afectar la salud de una persona de varias formas.

En ese sentido explicó que las personas bajo estrés tienden a tener un aumento en la presión arterial y la inflamación, en gran parte debido a unos niveles más altos de la hormona de lucha o huida, el cortisol. Y precisó que su capacidad de procesar el azúcar en la sangre también se ve afectada.

Arnett también dijo que la baja de los ingresos puede ocasionar otros problemas más prácticos y observables.

“¿Quizá se trate de que no puede tomar sus medicamentos porque no pueden permitírselos, ni ver a un médico, ni tener la dieta adecuada?”, dijo. “Creo que una multitud de motivos podrían contribuir a este hallazgos”.

El trabajo

Elfassy por su parte recordó que otros estudios han vinculado los ingresos con el riesgo cardiaco de una persona, pero resaltó que a diferencia del suyo esos estudios tienden a enfocarse en los ingresos en un solo momento.

“Como todos sabemos, los ingresos cambian a lo largo de la vida. En este estudio, nos interesaban los cambios en los ingresos con el tiempo y cómo esto se asociaba con la enfermedad y la mortalidad”, explicó.

Para su trabajo los investigadores recolectaron datos sobre casi 4,000 participantes de un estudio cardiaco a gran escala que se estaba realizando en cuatro áreas urbanas de Estados Unidos: Chicago; Minneapolis; Birmingham, Alabama; y Oakland, California, los cuales que tenían entre 23 y 35 años de edad en 1990.

Como parte del estudio, las personas reportaron sus ingresos cinco veces entre 1990 y 2005, a intervalos regulares.

El equipo siguió a esas personas para ver si los cambios en los ingresos se asociaban con sus resultados de salud.

Según explicaron solo un 5% de la muestra no tuvo absolutamente ningún cambio en los ingresos en el periodo de 15 años.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje