NUEVO ESTUDIO

La contaminación lumínica aumenta el insomnio y el consumo de somníferos

Una nueva investigación científica encuentra una conexión entre la exposición excesiva a la contaminación lumínica y el uso de pastillas para dormir en las personas mayores aquejadas por insomnio.

La contaminación lumínica aumenta el insomnio y el consumo de somníferos. Foto ilustrativa.
La contaminación lumínica aumenta el insomnio y el consumo de somníferos. Foto ilustrativa.

Una nueva investigación, publicada en Journal of Clinical Sleep Medicine, sugiere que la contaminación lumínica puede aumentar el riesgo de insomnio, un problema generalmente asociado con diferentes tipos de enfermedades crónicas, como los trastornos de salud mental, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.

El nuevo estudio se suma a los ya realizados sobre los efectos sobre la luz de smartphones y las tablets y los problemas para dormir y revela cómo la luz nocturna artificial puede generar un efecto similar a los aparatos electrónicos.

El trabajo fue dirigido por Kyoung-bok Min, profesor asociado en el Departamento de Medicina Ocupacional y Ambiental de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Seúl en Corea del Sur, junto a Jin-young Min, del Departamento de la universidad de la medicina preventiva.

Ambos asociaron la luz nocturna artificial con una serie de efectos perjudiciales para la salud humana y señalaron que “es cada vez más reconocida como una forma de contaminación ambiental”.

Para su trabajo los científicos analizaron datos del Servicio Nacional de Seguro de Salud-Muestra Nacional de Cohorte (NHIS-NSC), provenientes de estudios observacionales de la población de Corea del Sur entre 2002 y 2013.

La muestra del estudio abarcó 52,027 adultos de 60 años o más, que no habían sido diagnosticados formalmente con un trastorno del sueño.

También tuvieron en cuenta información satelital, proporcionada por los Centros Nacionales de Información Ambiental, para poder visualizar la iluminación artificial de exterior y asociarla con los distritos residenciales de cada individuo.

Así determinaron el alcance y las consecuencias de la exposición.

Y finalmente recopilaron datos del estudio NHIS-NSC sobre el uso de dos fármacos hipnóticos: zolpidem y triazolam. La información reveló que 11,738 personas, un 22% de la población del estudio, tenían prescripciones para este tipo de medicamento.

Resultados y conclusiones

Como resultado observaron que el aumento de los niveles nocturnos de exposición a la iluminación artificial de exterior, se asocia con un aumento en el uso de medicamentos para el insomnio.

Los adultos mayores expuestos a la contaminación lumínica durante la noche, tenían más probabilidades de usar medicamentos hipnóticos durante períodos más largos o recurrir a dosis diarias más altas.

“Este estudio observó una asociación significativa entre la intensidad de la iluminación nocturna artificial al aire libre y el predominio del insomnio, como lo indican las prescripciones de agentes hipnóticos para adultos mayores en Corea del Sur”, dijo uno de los líderes del trabajo.

“Nuestros resultados son datos de apoyo que indican que la luz nocturna artificial en el exterior podría estar vinculada a la privación del sueño”, agregó.

Los investigadores señalaron que se necesitan más estudios e iniciativas de políticas públicas para definir y reducir los efectos adversos de la contaminación lumínica en la salud humana.

Al tiempo que consideraron que los políticos deben informarse sobre las consecuencias de la contaminación lumínica, de modo que se pueda establecer una legislación para minimizarlas en las poblaciones actuales y futuras.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje