ESTUDIO

Saunas podrían ser buenos para el corazón

Un estudio finlandes encontró que las personas que iban al sauna con regularidad mostraron una menor mortalidad por afecciones del corazón.

Saunas podrían ser buenos para el corazón. Foto: Pixabay
Saunas podrían ser buenos para el corazón. Foto: Pixabay

Una nueva investigación realizada por investigadores de Finlandia y publicada en la revista BMC Medicine, sugiere que en las personas de a partir de 50 años las saunas podrían reducir las probabilidades de morir por una enfermedad cardiaca.

En ese país el uso del sauna es muy popular y el estudio encontró que apenas un 5% de los finlandeses del estudio que pasaban más de 45 minutos en una sauna cada semana fallecieron de una enfermedad cardiaca a lo largo del periodo del estudio, de 15 años. Mientras que quienes pasaban menos de 15 minutos a la semana alcanzaron un 10%.

Los autores del estudio señalaron que el trabajo no pudo probar causalidad y que es posible que las personas a quienes les gustan las saunas tengan otros hábitos saludables que podrían explicar los hallazgos.

Sin embargo dijeron que “hay varios motivos posibles por los que el uso de la sauna podría reducir el riesgo de muerte debido a la enfermedad cardiovascular”.

El Dr. Jari Laukkanen, director de cardiología en la Universidad del Este de Finlandia y coautor del estudio expresó: “nuestro equipo de investigación ha mostrado en estudios anteriores que un uso frecuente de las saunas se asocia con una presión arterial más baja”.

Y agregó en un comunicado de prensa que acompañó la publicación: “además, se sabe que el uso de la sauna provoca un aumento en la frecuencia cardiaca equivalente al observado con el ejercicio físico de intensidad de baja a moderada”.

La frecuencia es importante

La Dra. Cindy Grines, directora de cardiología en el Centro Médico Judío de Long Island, en New Hyde Park, Nueva York, revisó los resultados el estudio finlandés y coincidió con los beneficios del calor para el cuerpo humano, pero resaltó que el beneficio del sauna no sería igual de aplicable en su país.

“[En el estudio] el mayor beneficio se observó en los individuos que iban a la sauna de 4 a 7 veces por semana, una frecuencia que es poco probable que los estadounidenses alcancen”, dijo y agregó que “este estudio utilizó calor seco, y no se sabe si los resultados son similares con los baños de vapor o el jacuzzi”.

El estudio finalidés uso datos de casi 1,700 hombres y mujeres finlandeses a quienes se les preguntó sobre su uso de las saunas, y esos datos se compararon con las muertes por la enfermedad cardiovascular. Los datos del estudio se recolectaron entre 1998 y 2015, y el seguimiento promedio fue de 15 años.

Los resultados del trabajo mostraron que la frecuencia del uso de la sauna puede vincularse con la salud del corazón. Entre las personas que usaban una sauna de 4 a 7 veces por semana, un 3% fallecieron por una enfermedad cardiaca a lo largo de 15 años, pero esa cifra aumentó a un 10% de las que usaban la sauna apenas una vez por semana.

Si bien varios cardiólogos han coincidido con los resultados del estudio, el doctor Satjit Bhusri, del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, destacó que eso no quiere decir que el sauna pase a ser el sustituto del ejercicio.

“El ejercicio de intensidad de moderada a alta tiene un efecto protector en el corazón”, dijo y agregó que los resultados del nuevo estudio no quieren decir que necesariamente que “todo el mundo deba pasar el día en el spa [en su lugar]”.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje