A DESINFECTAR

Tu ducha podría estar dándote baños de gérmenes

Cualquiera se mete a la ducha pensando que, al salir, va a haber eliminado la suciedad y la contaminación acumulada en el cuerpo durante el día. Sin embargo, dependiendo del estado de tu duchero, podrías estar dándote más bien baños de gérmenes y bacterias.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Un reciente estudio ha encontrado que los ducheros podrían arrojar sobre tu cuerpo desagradables y nocivas bacterias durante tus baños rutinarios que podrían causar, entre otras cosas, afecciones pulmonares.

La mayoría de las personas saben que deben mantener sus baños limpios, especialmente el inodoro y el lavamanos que son lugares en donde se acumula suciedad fácilmente. Pero un grupo de investigadores descubrieron que los lugares en los Estados Unidos y Europa donde los gérmenes -llamados micobacterias– se encuentran en abundancia en los cabezales de ducha son los mismos lugares donde las infecciones bacterianas de pulmón son más comunes. En Estados Unidos, eso incluye partes del sur de California, Florida y Nueva York.

Las fuentes de agua y la química de los entornos donde se encontró más prevalecencia de afecciones por micobacterias también tienen mucho que ver en los números, de acuerdo al autor del estudio, Matthew Gebert.

¿Hay que alarmarse?

“Estamos expuestos a los microbios constantemente en nuestra vida cotidiana, algunos beneficiosos, algunos inocuos y algunos potencialmente dañinos”, explicó Gebert, quien es investigador asociado del Instituto Cooperativo de Investigación en Ciencias Ambientales de la Universidad de Colorado.

Las bacterias crecen en los ducheros y sistemas de distribución de agua. Aunque la mayoría de estas bacterias son inofensivas, algunas pueden causar infecciones pulmonares, dijo el experto.

Sin embargo, solo porque las micobacterias viven en la ducha no significa que te enfermarás o es más probable que te contagien una infección respiratoria, agregó Gebert. De hecho es complicado para los médicos determinar de dónde provino una infección pulmonar.

“No queremos que las personas se apresuren a ir a casa y tiren sus cabezales de ducha o que los limpien de forma obsesiva todos los días, ni nadie debería cambiar sus hábitos de ducha: tragar el agua está bien, no se preocupen”, aclaró.

Un hallazgo interesante fue que las casas cuya agua fue tratada con desinfectantes de cloro tenían altas concentraciones de ciertos gérmenes, anotaron los investigadores.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje