CRISIS DE OPIOIDES

FDA aprueba analgésico 1000 veces más fuerte que la morfina a pesar de la epidemia de opioides en EE.UU.

A pesar de que la epidemia de adicciones a los opioides en Estados Unidos está matando a más de 100 personas por día, la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó un nuevo medicamento 1000 veces más fuerte que la morfina.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Una nueva tableta de opioides que es 1.000 veces más potente que la morfina y 10 veces más fuerte que el fentanilo fue aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) el viernes como una alternativa de acción rápida a los analgésicos intravenosos utilizados en los hospitales.

El analgésico Dsuvia estará restringido a un uso limitado solo en entornos de atención médica, como hospitales, centros de cirugía y salas de emergencia, pero los críticos temen que el opioide alimente una epidemia de opioides ya severa en el país norteamericano que causa al menos 100 muertes por día.

También el viernes, la FDA publicó un informe que muestra que los medicamentos recetados fueron responsables de la mayoría de las muertes por sobredosis de drogas ilícitas desde 2001 hasta el 2016, aunque también tuvieron que ver drogas como la heroína y el fentanilo sintético que se trafica en el mercado negro.

El senador demócrata Ed Markey de Massachusetts instó a la FDA a no aprobar Dsuvia el mes pasado, asegurando que “un opioide que es mil veces más poderoso que la morfina es mil veces más propenso a ser abusado y mil veces más propenso a matar”, pero sus palabras cayeron en saco roto.

Afirman que es seguro

El comisionado de la FDA, Scott Gottlieb, dijo en una declaración publicada en el portal de prensa del organismo  que se colocarán “restricciones muy estrictas” en Dsuvia. No estará disponible en farmacias minoristas ni para el uso doméstico y tampoco podrá usarse por un plazo mayor a las 72 horas continuas.

El medicamento se presenta en forma de tableta que se disuelve debajo de la lengua y sus efectos secundarios incluyen cansancio extremo, problemas respiratorios, coma y hasta la muerte.

Gottlieb dijo que el uso militar de la droga fue “cuidadosamente considerado en este caso” ya que la FDA quiere “asegurarse de que nuestros soldados tengan acceso a tratamientos que satisfagan las necesidades únicas del campo de batalla”.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje