ADVERTENCIA Y RECOMENDACIÓN

La Agencia sanitaria francesa pide el cierre de las cabinas de bronceado

El organismo advierte de que el 43% de los casos de melanoma entre jóvenes de Francia podría estar relacionado con el uso de cabinas de bronceado artificial.

La Agencia sanitaria francesa pide el cierre de las cabinas de bronceado
La Agencia sanitaria francesa pide el cierre de las cabinas de bronceado

La Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria (Anses) de Francia dirigió un informe al Gobierno en el que aconseja el cierre de cabinas de bronceado con rayos UV yse extienda la prohibición a la venta de aparatos a particulares, asi lo explicó el jefe de la unidad de evaluación de riesgos de la Anses, Olivier Merckel, a la Agencia France Presse.

“El riesgo de cáncer asociado a los rayos UV de los aparatos de bronceado artificial está comprobado”, sostiene el organismo en su informe.

Por lo que “recomienda a los poderes públicos que tomen todas las medidas necesarias para cesar la exposición de la población a los rayos UV artificiales emitidos por las cabinas de bronceado con fines estéticos”.

El texto destaca además que el bronceado mediante estos aparatos no ofrece “ningún” beneficio de salud.

La Anses recuerda que un informe previo de 2014 ya subrayaba que las personas que han usado una cabina de bronceado al menos una vez antes de los 35 años “aumentan un 59% el riesgo de desarrollar un melanoma cutáneo”. E informa que en Francia se calcula que “el 43% de los casos de melanoma entre los jóvenes podrían ser atribuidos a un uso de las cabinas de bronceado antes de la edad de 30 años”.

El informe responde a una petición del Ministerio de Sanidad que quería revisar la reglamentación que rige este negocio que ha conocido una “fuerte progresión” en las últimas tres décadas, argumentó el organismo.

Según Merckel, “no se puede esperar más” porque “los datos científicos se acumulan y no hay duda. Tenemos pruebas sólidas, el riesgo de cáncer está demostrado”.

“Tenemos cifras sobre los riesgos para los jóvenes, para toda la población. Ahora recomendamos una acción de los poderes públicos”, dijo.

El presidente del Sindicato Nacional de Dermatólogos-Venerólogos, Luc Sulimovic, celebró la petición de Anses y recordó que su sector lleva mucho tiempo reclamando acciones sobre el tema: “Hace años que esperamos que los políticos tomen las decisiones necesarias (…) Es muy importante que se prohíban (los rayos UV artificiales) porque hacen aumentar la tasa de cáncer, especialmente los melanomas. Es un problema de salud pública”, declaró Sulimovic a la emisora France Info.

La agencia francesa señala además que el bronceado artificial, además de su asociación con el cáncer, tiene otras consecuencias negativas como el envejecimiento acelerado de la piel, “estimado en cuatro veces más rápido con las lámparas de bronceado que con el sol”.

La coloración de la piel provocada por la exposición a rayos UV artificiales “sigue un mecanismo diferente del bronceado natural”, por lo que “no garantiza ninguna protección” contra los efectos perjudiciales de estos rayos, advierten y aseguran que su uso “no protege de las quemaduras solares” y, tampoco proporciona un aporte significativo de vitamina D.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje